in ,

Una plegaria por la paz en Coahuila

Feligreses que acudieron a la misa de este lunes al mediodía a la iglesia San Francisco de Asís, se sumaron a la invitación del sacerdote franciscano Rigoberto Amador Rubio para orar por el cese de la violencia en la capital de Coahuila.

Admitió que los actos delictivos tanto en Saltillo y la región han convertido a México en un país de sangre y muerte.

«Ahora hay que hacer oración por las personas que realizan estos hechos para que la gracia de Dios entre en ellos y encuentren la paz en sus corazones», dijo en la homilía.

Es necesario romper con la maldad que no deja ser feliz a la ciudadanía, es el momento de perdonar de corazón a quienes hacen el mal.

El odio, la venganza y rencor anidados en las personas es lo que provoca una sociedad viciada, que no reconoce la oportunidad de vida que ofrece Dios.

Después de la homilía, personas de la tercera edad se inclinaron para pedir el cese de hostilidades en México y Saltillo.

 

Via El Diario

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Miles de peregrinos acuden a Belén

Los franciscanos salieron a regalar cenas navideñas a los más pobres en San Juan, Argentina