in

Un puente para el futuro. Escuela franciscana de Belen.

Via ATS

Gracias a la colaboración de la Fundación San Zeno Onlus de Verona, ATS Pro Terra Santa ayuda y promueve actividades dirigidas a la educación en el instituo franciscano de Belén Terra Santa College.

ATS pro Terra Santa está al cargo de 50 alumnos de la escuela, con edades comprendidas entre los 10 y 17 años, que se encuentran en mala situación social y con dificultades de escolarización. La intención propuesta es la de ayudarles a construir un “puente para el futuro”: hacer que puedan emerger y reforzar su autonomía así como las habilidades escolares y sociales, valorando la capacidad individual con respecto a las dificultades y necesidades de cada uno.

Se han organizado, y están ya en curso, actividades extraescolares que cuentan con la coordinación de los trabajadores sociales y educadores del Terra Santa College. La frecuencia de estas actividades se ha fijado en cuatro veces a la semana, en horario de tarde y con unas cuatro horas diarias. Desde el principio, la presencia de los niños ha sido constante.

Entre las actividades existentes, los niños se benefician también del servicio de comedor, el cual supone un recurso importante de integración entre compañeros, educadores y asistentes sociales. Son los mismos jóvenes los que eligen un menú a preparar, bajo la supervisión de los cordinadores. Además, por el valor educativo que supone, el servicio de comedor constitituye una oportunidad única para fomentar los hábitos de comida saludable. De esta manera, el objetivo de fundamental de esta actividad es doble: nutricional y educativa.

Los jóvenes que forman parte del proyecto participan activamente en todas las actividades de ayuda ofrecidas para después de la escuela. Constantemente se va consolidando una mejor relación entre los alumnos y profesores. Todos los estudiantes demuestran estar bien integrados en el grupo, interactuando de manera positiva entre ellos y con sus educadores.

Ha sido maravillosa la ayuda recibida por todo el cuerpo docente, siempre disponible y atento a las necesidades de los jóvenes. Siendo indispensable el papel orientador del Padre Marwan, director de la escuela, directamente comprometido con la coordinación de las actividades cotidianas. Los asistentes sociales, junto a los frailes franciscanos, han recogido las opiniones de las familias, las cuales se declaran muy satisfechas por los progresos que están teniendo sus hijos en el rendimiento escolar, deseando que este proyecto pueda seguir continuando durante muchos años más.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

La «magia» de ser franciscanos.

Jericó: una nueva guest house para la ciudad más antigua del mundo