in ,

Un autobús en Galilea

Recuerdo un eslogan que se hizo popular en manifestaciones de otros tiempos. El constructo pretendía ser feminista: “Il corpo è mio e l’amministro io” –“el cuerpo es mío y lo administro yo”-.
Los responsables del invento, no se habían enterado de que ese “yo”, distinto del cuerpo y dueño de él, simplemente no existe. Y quienes vociferaban el invento, no sospechaban siquiera que el cuerpo no es “mío”, “tuyo” o “suyo”, sino que soy “yo”, eres “tú” o es “él”. 


Y todavía hoy son muchos los que no ven relación entre ese “el cuerpo es mío” y la violencia que se hacía entonces y se hace siempre al ser humano, a la persona humana, al otro, al “tú”. Nadie ve relación entre ese “el cuerpo es mío” y la violencia que se hace al no nacido, a la mujer, al diferente, al emigrante… a todos aquellos de quienes nos sentimos distintos y dueños.


Otro eslogan viaja desde hace días en autobús: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva”, contrapunto publicitario, según me dicen, a otro que decía: “Hay niños con vulva y niñas con pene”.
La idea de persona que subyace a los nuevos constructos, aunque parezca distinta de la que latía en el viejo, se toca con ella: también aquí, la persona se reduce a cosa, a miembro, a parte de un todo.


Intenten imaginar a Jesús de Nazaret conduciendo el autobús de los penes y las vulvas. ¡No habría manera de hacerlo entrar allí!


Imaginen ese mismo autobús lleno de lisiados, leprosos, ladrones, prostitutas… pescadores y pecadores… endemoniados, y no tendrán dificultad alguna para ver a Jesús de Nazaret al volante de semejante transporte. 


Y pueden estar seguros de que allí, a nadie se le preguntará por su identidad sexual, porque va a resultar que a Jesús le interesan él y ella, no el sexo ni el género.

Publicado en el Facebook de Mons. Santiago Agrelo, Arzobispo de Tánger.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

En función mía

Franciscanos celebran misa en apoyo a comunidad LGTB