in ,

Tiananmen en la Iglesia. Es hora de Héroes, no de cobardes

Cada día leo con mas estupor opiniones y noticias de los que se dicen «verdaderos católicos«, «defensores de la fe» y cosas por el estilo.

Hoy he leído una entrada que lleva por titulo «Tiananmen en la Iglesia. Es hora de Héroes, no de cobardes» en el portal Adelante la Fe

Me resulta escandaloso la facilidad con la que se habla y escribe. La facilidad con la que se critica al papa Francisco y a «sus seguidores». Toda esta gente que escribe ríos y ríos de palabras parecen creer que están hablando de un estado político y de su líder. Mis queridos hermanos ¡están hablando del papa y de la Iglesia Católica!

Ya he planteado varias veces en este espacio si es posible ser católico y no seguir al papa y su magisterio. La respuesta ES NO!. Podemos tener mayor o menor afinidad con el Sumo Pontífice de turno pero NUNCA podemos negarlo o rechazarlo.

Los católicos creemos que el Santo Padre es elegido por el Espíritu Santo. Es algo básico. Todos estos «verdaderos católicos» ¿creen entonces que el Espíritu estaba equivocado cuando hace casi dos años eligió a Francisco?

Se escandalizan porque se dejan de lado ritos, tradiciones, formalismos. Son los mismos que apoyan las expulsiones en caliente en las vayas de Melilla, los mismos que miran con repugnancia al que pide limosna en la puerta del templo. Son los mismos que apoyaron las cruzadas. Los que creen en SU verdad y olvidan la verdad de Cristo. Solo hay un Evangelio, el de Cristo. Solo hay un papa. Solo hay una Iglesia. El que no este de acuerdo con esto puede irse a otra parte, crear una iglesia en el garage de su casa y predicar lo que le de la gana pero NO PUEDE llamarse católico porque para estar en la Iglesia es necesario caminar con los Papas y dejarse guiar por su magisterio cotidiano. Fuera de este camino estrecho está el camino ancho que lleva al cisma.

¿No hemos escuchado, una y mil veces, el mandato de Cristo «que vean como os amáis» (cf. Jn. 13,35)?

Resulta que los que seguimos al papa (a este, a los anteriores y a los que vendrán) somos cómplices de papolatría y los medios que hablan bien del papa son como los diarios de regímenes totalitarios! El absurdo en estado puro.

Estos son los mismos que se creen moralmente superiores, que miran de soslayo. Los que han leído una y mil veces el Evangelio y han entendido lo que han querido. Son los fariseos de nuestro tiempo, los que intentan enjaular a Dios en una caja solo controlada por ellos.

Si los cristianos nos comportáramos realmente como tales, el mundo seria otro. El mundo seria de Cristo y no de los lobos con piel de oveja.

Volviendo al titulo de la entrada yo, claramente, soy de los cobardes…

Paz y Bien

 

Gabriel Lopez Santamaria

Comentarios

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Fallece el padre Pedro Meca, compañero de los mendigos de París

La tentación de la indiferencia.