in , ,

Spadaro a PYB: la nueva exhortación del Papa no será tanto doctrinal sino una reflexión sobre el amor.

20131205cnsbr2925El sacerdote jesuita Antonio Spadaro es el director de la prestigiosa revista “La Civiltà Cattolica”, consultor del Pontificio Consejo para la Cultura y fue el primero a quien Francisco concedió una entrevista que luego se revelo “programática”.

 

Es un observador privilegiado de la vida de la Iglesia y, en especial, de este pontificado. Ha acompañado al Papa en casi todos su viajes y concedió esta entrevista a Pazybien.es hace unos días, durante su visita a Madrid.

 

 

La primera pregunta que quisiera hacerle es sobre el Papa Francisco. Se habla de “revolución”, de “restauración”, de “reforma”. Para usted ¿cuál es la que mejor define este pontificado? (esta pregunta también se la formulamos al Cardenal Tagle)

 

Yo creo que la palabra “revolución” es importante porque la verdadera revolución es del Evangelio. El Papa Francisco dice que no es un revolucionario y lo que quiere es llevar a Jesús al centro de la Iglesia, de llevarlo a la misma raíz de la Iglesia, porque en el fondo el revolucionario es Jesús, es el Evangelio el que lleva el mensaje revolucionario. Entonces es difícil definir al Papa con una sola palabra pero diría que ciertamente este es un Papa que pone, que plantea el Evangelio a la raíz profunda de la Iglesia en este tiempo lleno de desafíos.

 

Entonces, si la revolución es del Evangelio ¿por qué la resistencia al Papa y al trabajo del mismo?

 

El Papa abre procesos no es un Papa de “actos” sino de procesos. Los procesos son largos e implican paciencia. Pero cuando los procesos son verdaderos encuentran resistencia. Es natural, incluso bueno que sea así, que emerjan dificultades. Ciertamente hay personas, dentro y fuera de la Iglesia, que tienen dificultades para entrar en esta “visión” que plantea Francisco a la Iglesia en este momento, pero pienso que, al final, este tipo de dificultades servirán para seguir adelante. El momento que estamos viviendo es un momento muy importante en la vida de la Iglesia.

 

El próximo viernes se presentará la Exhortación Apostólica “Amoris laetitia” sobre la familia ¿qué podemos esperar?

 

Ciertamente el mensaje del Papa no es un mensaje aislado. Sera un mensaje fruto de un proceso sinodal que de hecho se inició en 2013. Por tanto el Papa recogerá el mensaje de este largo proceso, muy bello y muy interesante. Por otra parte ya el titulo es muy inspirador y se centra en el valor del “amor”, diría que no tanto en la doctrina sobre el matrimonio y la familia, pero ante todo será una reflexión sobre el amor.

 

Las siguientes dos preguntas se realizaron de forma publica durante su intervención en la 45 Semana de la Vida Consagrada.

 

Durante su presentación ha hecho un reiterado llamado a vivir según la misericordia pero ¿no es arriesgado vivir de ese modo, con tanta “desnudez”, dejándose perdonar por Dios?

 

La Misericordia es un gran desafío para nuestra vida porque nosotros no nos consideramos dignos de ella. El pecado es nuestro y de Dios la misericordia. Nuestro orgullo y nuestro celo interno nos hace pensar que nuestro pecado es más importante que la misericordia divina. Aceptar la misericordia es un acto de humildad y por tanto, arriesgado…

 

¿Alguna vez se le ha planteado al Papa un “conflicto de conciencia” entre practicar la misericordia y el ejercicio de su responsabilidad como pastor de la Iglesia?

 

El Papa es un jesuita… los jesuitas tienen, como columna fundamental de su espiritualidad, el discernimiento y por tanto el Papa vive cada día el discernimiento. Y lo hace en tensión. Cada día, cada hora, cada minuto…

 

El Papa toma las decisiones en la capilla, no en la oficina…

 

Comentarios

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

«La verdadera fraternidad OFS deviene en apertura y misión». Card. RYŁKO

¿Hacia la unidad de la familia franciscana?