in , ,

El presidente de España y sus ministros ya no están en comunión con la Iglesia.

ACTUALIZADO 13/10/14: A raíz de nuestra consulta al director del prestigioso portal católico ACIPRENSA, Alejandro Bermudez, ha dedicado su podcast de hoy al tema de este post. Los invitamos a escucharlo para tener clara la idea.

______________________________________

Entrada original del 25/9/14 en pazybien.es

Vivimos tiempos de cambios, en la Iglesia y en el mundo. Tiempos en que o dejamos de lado la hipocresía reinante o acabaremos en el fondo del abismo. Uno de los grandes males de nuestro tiempo es que decimos una cosa y hacemos otra. Nos decimos católicos y actuamos de forma completamente contraria a la doctrina de la Iglesia. Es tiempo de empezar a llamar a las cosas por su nombre, como nos decía Mons. Reig Pla hace unos días.

15202379798_71f989dd65_o
Varios políticos del PP en la beatificación de Don Alvaro del Portillo, el pasado sábado, en Madrid.

Me entristece mucho ver a los políticos que se dicen católicos, que participan de las celebraciones litúrgicas, que comulgan, que se dicen cristianos, haciendo, en su función publica, cosas que están enfrentadas directamente con Cristo y la doctrina de la Iglesia.

¿Es posible se católico solo en la intimidad? ¿solo los domingos y fiestas de guardar? 

¿Es posible ser católico y dejar que el mal actúe? ¿Ser católico y optar por el «mal menor»?

La respuesta es NO. 

Es por ello que me atrevo a decir que el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha sido excomulgado. Su negativa a derogar la actual ley del aborto, más allá de ser una traición a su electorado, le ha ganado de forma inmediata su excomunión de la Iglesia Católica.

Es importante aclarar que la excomunión tiene un efecto correctivo, siempre puede volver al seno de la Iglesia en la medida que corrija su actitud y legisle como un político católico, en favor de la vida y de los más desvalidos, y esto último no solo aplica a los “no nacidos”.

A efectos prácticos el Señor Rajoy NO puede, desde ahora, participar del culto público, es decir no puede participar de celebraciones religiosas católicas. NO puede ser admitido a la comunión eucarística y NO puede, por ejemplo, ser padrino de una boda o un bautizo católico.

Esta excomunión es también efectiva para otros políticos del Partido Popular (PP) que, católicos por su bautismo, se han mostrado a favor de una legalización del aborto. Entre ellos cabe mencionar a Celia Villalobos, Vicepresidenta primera del Congreso de Diputados, que ha votado abiertamente a favor del aborto. Rosendo Fernandez, diputado de Galicia, Fernando de la Torre, Alcalde de Malaga o Sonia Castedo, Alcaldesa de Alicante. Por mencionar solo algunos.

Contexto teológico.
Como la mayoría de los políticos no expresa claramente su apoyo al aborto pero tampoco hacen nada para evitarlo, muchas veces se hace la “vista gorda” y no se ejecuta su excomunión. Es por ello que vamos dar algunas referencias que ayuden a entender porque decimos lo que decimos y haremos lo que haremos.
Cualquier católico quien obstinadamente niegue que el aborto es SIEMPRE gravemente inmoral, comete un pecado de herejía e incurre automáticamente en excomunión.

El derecho canónico y la enseñanza de la Iglesia.
Canon 1398: Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae.
Canon 751:  Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma; apostasía es el rechazo total de la fe cristiana; cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos.
Canon 1364 §1: El apóstata de la fe, el hereje o el cismático incurren en excomunión latae sententiae.

La frase “latae sententiae” indica un juicio o sentencia que ya se ha adquirido, en otras palabras, una sentencia o juicio que no necesita de un juicio adicional en el futuro, de alguna autoridad; se refiere al tipo de excomunión en que se incurre automáticamente. Se incurre en tal sentencia de excomunión “por el sólo hecho de haber cometido la ofensa” (Catecismo de la Iglesia Catolica 2272) y no requiere en el futuro de un juicio particular sobre el caso de alguna autoridad competente.
Apostasía, herejía y cisma son todas las ofensas por la que se incurre en sentencia de excomunión automática. Herejía es la obstinación en la negación de alguna verdad de la fe católica, en materia de fe y moral [o costumbres], la cual ha sido enseñada por el Magisterio. El Magisterio de la Iglesia repetida y definitivamente ha enseñado que el aborto siempre es gravemente inmoral [es decir, NO HAY EXCEPCIONES]. (CIC 2270 al 2275)

El Papa Juan Pablo II, en Evangelium Vitae, n. 57:

“Por tanto, con la autoridad conferida por Cristo a Pedro y a sus Sucesores, en comunión con los Obispos de la Iglesia católica, confirmo que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral. Esta doctrina, fundamentada en aquella ley no escrita que cada hombre, a la luz de la razón, encuentra en el propio corazón (cf. Rm 2, 14-15), es corroborada por la Sagrada Escritura, transmitida por la Tradición de la Iglesia y enseñada por el Magisterio ordinario y universal.”

Por tanto Cualquier católico quien obstinadamente niegue que el aborto siempre es gravemente inmoral, comete un pecado de herejía. El pecado de herejía también incurre en excomunión latae sententiae.

Esta sentencia de excomunión latae sententiae se aplica a cualquier católico, quien niegue que el aborto es gravemente inmoral, ya sea que esta negación la haga pública o sea privada. Aquellos católicos quienes públicamente anuncien su negativa y contradigan que el aborto siempre es gravemente inmoral, o quienes públicamente promuevan el aborto, o quienes públicamente opinen a favor del aborto legalizado, también cometen un pecado mortal e incurren en sentencia de excomunión latae sententiae.

Esta sentencia de excomunión también se aplica a los políticos que sean católicos, así como a aquellos católicos que se dediquen al análisis político, locutores, escritores o en general a quienes públicamente hagan patente su error y decir que el aborto puede ser moralmente aceptable o que debería legalizarse. Esta sentencia de excomunión también se aplica a aquellos católicos que se ostenten como teólogos o expertos en la Biblia, pero crean y enseñen que el aborto no siempre es gravemente inmoral.

Los católicos que promuevan el aborto son automáticamente excomulgados, por dos razones: la primera, ellos han caído en pecado de herejía al creer que el aborto no siempre es gravemente inmoral (cánones 751 y 1364) ; segundo, estos católicos proporcionan auxilio sustancial a las mujeres para que se hagan practicar un aborto al influenciar públicamente con la política del aborto legal y al facilitarles el camino del aborto. Aquellos quienes proporcionen esta asistencia sustancial, cometen un pecado mortal e incurren en sentencia de excomunión latae sententiae (canon 1368).

No es suficiente, para los políticos católicos sólo declarar que ellos “se oponen personalmente” al aborto. Si cualquier político católico favorece la despenalización del aborto, a pesar de haber declarado su oposición personal, tal político comete un pecado grave por promover el aborto y por haber votado a favor del aborto legal.

Pecado de omisión.
Se puede pecar por acción o por omisión. Es decir, podemos cometer un pecado con una acción directa o dejando hacer. Como ya he dicho muchas veces lo único necesario para que el mal se expanda es que el bien no haga nada. Si yo, como Iglesia, permito que estos políticos hagan lo que hacen y no les marco, fraternalmente, su error, soy cómplice de ellos.

El Señor Rajoy y sus ministros, están excomulgados, ya no están en comunión con la Iglesia Católica porque CLARAMENTE han actuado en contra de lo que Dios nos pide.

Hace unos meses el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, Mons. José María Gil Tamayo, indicaba que los políticos que legislaran a favor del aborto incurrían en Excomunion y aclaraba que «siempre que tengan conciencia de que lo que hacen está penado con la excomunión latae sentenciae (ipso facto)». Eso fue dicho en enero de 2014 y publicado en un medio nacional (consultar aquí) por lo que doy por descartado que el Sr. Rajoy y sus ministros están enterados.

¿Que ha dicho la Iglesia española en los últimos días?:

Mons. Reig Pla, Obispo de Alcala de Henares: El PP es una diabolica combinación entre individualismo y marxismo. 

Mons. Braulio Rodriguez, Arzobispo de Toledo y primado de España: La muerte de seres inocentes nunca esta justificada.

Mons. Gil Tamayo, secretario general de la CEE: Hay principios no negociables.

Mons. Munilla, Obispo de San Sebastian: «Un catolico no puede votar a ningun partido presente en el actual congreso»

Mons. Francisco Perez, Arzobispo de Pamplona: «el aborto es la lacra más funesta que hay hoy en la sociedad»

¿Que podemos hacer?

Hemos creado una alerta para pedir a la Conferencia Episcopal Española que declare, públicamente, que los políticos que no legislen en favor de la vida no están en comunión con la Iglesia. Siempre con el animo de ayudarles a reflexionar y para que se decidan a legislar en favor de la vida y de los mas vulnerables.

Puedes firmar aquí: http://www.citizengo.org/es/11881-declare-que-politicos-que-no-legislen-favor-vida-no-estan-comunion-con-iglesia?tc=gm

Vamos a estar muy atentos a cuanto acto o celebración católica tenga como participante al Señor Presidente y/o sus ministros. Vamos a estar allí para recordarle que ha sido excluido de la comunidad de los fieles y vamos a pedir a los sacerdotes que presidan esas celebraciones que actúen en consecuencia.

Y te invitamos a que hagas lo mismo, en España y en cualquier otro país, con los políticos católicos que no legislen en favor de la vida, de la familia y de los mas débiles y necesitados.

Paz y Bien!

Comentarios

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Invitación. Por Jose Antonio Pagola

No más violencia contra las mujeres en India, claman los Franciscanos