in ,

Proyecto QIQAJON de la OFS en Italia.

Captura de pantalla 2013-08-05 a la(s) 10.03.01 AM

  1. Descripción del Proyecto

El Proyecto Qiqajon es una expresión concreta de compromiso y testimonio cristianos dentro de la Orden Franciscana Seglar. Consiste de una comunidad residencial de familias que responden a la necesidad y al deseo de ser un recurso para enfrentar situaciones dolorosas de menores de edad. Es un punto de referencia para una amplia red de familias e individuos que están comprometidos en profundizar los valores de la hospitalidad y el compartir.

Las familias residentes y aquellos que dan vida al proyecto (empleados y voluntarios) son miembros activos de la red social que se define y completa a través del encuentro con el otro. El ambiente familiar que se crea así busca el crecimiento humano y profesional sustentado en valores como la confianza, la reciprocidad, la hospitalidad y la solidaridad. Las familias residentes intentan examinarse a sí mismas mediante un intercambio auténtico y sincero, basado en los siguientes valores cristianos: la escucha, la sobriedad, la hospitalidad, la solidaridad, la humildad, la cortesía, la simplicidad y la perfecta alegría.

El nombre «Qiqajon»

Qiqajon viene de la Biblia, especialmente del libro de Jonás. Es la planta de ricino (en hebreo, Qiqajon) que el Señor hizo crecer “para darle sombra [a Jonás] y librarlo de su disgusto. Jonás se puso muy contento al ver esa planta(Jon 4, 6). Deseamos que todos los que son recibidos en Qiqajon encuentren el mismo solaz que el profeta Jonás encontró a través de la planta de ricino.

La sede

El proyecto es llevado adelante en las instalaciones del número 17 de la Via Farini en Milano. El lugar consiste de 2 apartamentos, un local para el Micro-nido El retoño, un gimnasio, tres salones de usos múltiples, una capilla y un jardín con área de usos múltiples.

Los objetivos

ACOGER a menores y colocarlos en un proceso educativo enfocado a superar sus penurias y dificultades.

APOYAR a las familias en su deber de educar a través de un proceso de fortalecimiento del papel de los padres con relación a sus hijos.

CONCIENTIZAR, a través del diálogo y el intercambio, sobre el poder que cada persona tiene para enfrentar los problemas de cada día.

DESARROLLAR una red de familias y personas empeñadas en ser un recurso para los menores de edad y las familias en necesidad.

Las actividades

Todas las actividades son gratis para los beneficiarios, ya que son la expresión de una hospitalidad incondicional.

Cada día las instalaciones albergan:

  • El Micro-nido el Retoño, que acoge a 10 niños, entre 1 y 3 años de edad.

  • El Centro diurno Jonás, que recibe a 30 jóvenes estudiantes de la escuela media, entre las 2:00 pm y las 8:00 pm durante el año escolar.

  • El Dulce Hogar Qiqa, que recibe a 16 estudiantes de bachillerato (según lo descrito antes).

  • El Centro de Recreación de verano,que acoge60 adolescentes, entre 6 y 13 años, desde las 8:00 am hasta las 5:00 pm, incluyendo campamentos con actividades en las montañas.

  • Capacitación para familias.

  • Preparación matrimonial para parejas jóvenes.

  • Acogida de grupos parroquiales y fraternidades OFS.

  • Sesiones para entrenamiento de voluntarios.

  • Colaboración con otras organizaciones que laboran en el área.

  1. Pequeña historia

El Proyecto Qiqajon nació de la intuición de Fr. Arcangelo Zucchi y algunas familias OFS de Lombardía que sintieron en sus corazones el deseo de poner en práctica lo que ellos habían recibido en su formación y devolver al Señor todo el bien que les había sido dado.

Tuvo origen en el 2004 cuando se encontró una instalación apropiada para implementar tal proyecto. Comenzó como una convivencia de dos familias deseosas de compartir una forma de vida basada en los ideales franciscanos. Querían estudiar y comprender la Regla que habían profesado para vivirla de forma más radical y ponerse así a disposición para responder a las necesidades sociales existentes en el barrio al que se habían mudado. Muchas otras familias se mantenían ligadas al proyecto ayudándolo y apoyándolo. Ambas familias dejaron sus hogares de origen y se ubicaron en la nueva casa con sus niños.

A pesar de la grave enfermedad sufrida por Fr. Arcangelo en el año 2005, que lo llevó a la casa del Padre en el año 2010, la semilla de Qiqajon ha crecido al punto de ser conocida por toda la ciudad, sobre todo gracias a su estilo de acogida. Qiqajon hasta ahora ha intervenido en muchas situaciones dando ayuda. Las familias que actualmente residen en Qiqajon han recorrido un largo camino en el ámbito de la Orden y de discernimiento, acompañados por un fraile franciscano que es el Asistente del Proyecto. Este fraile ayuda a mantener el espíritu original del proyecto y les da la seguridad de que este proyecto está en las manos de Dios. El Asistente también asegura la fidelidad a la “forma de vida” que existe dentro de las instalaciones y que rige la vida de la comunidad.

La colaboración con los frailes franciscanos es sólida. La conexión con las hermanas clarisas presentes en Milano y la participación de la Juventud Franciscana hacen posible que toda la familia franciscana colabore para que la realización del proyecto sea posible y adecuada.

  1. Coordinación del Proyecto

El Proyecto Qiqajon está coordinado por la Fraternidad Regional de Lombardía.

  1. Impacto en la sociedad

El proyecto descrito tiene un impacto en la sociedad mediante la participación, tanto de las instituciones (la municipalidad, la región, las escuelas, etc.) como de muchas familias y voluntarios que colaboran en él. Hay muchas formas de colaborar con otras asociaciones en el área para formar una red y, sobre todo, con la Universidad Católica de Milán y la Universidad Estatal. Con ambas instituciones se han firmado acuerdos para que los estudiantes de las facultades con orientación social puedan realizar sus pasantías en el proyecto.

Los trabajadores sociales que dirigen las diferentes actividades están en permanente contacto con los trabajadores sociales del Municipio, con las escuelas a donde asisten los jóvenes y con sus familias. Esta triangulación hace que Qiqajon sea el centro y el punto de referencia no solamente para un crecimiento académico sino también, y por encima de todo, para el crecimiento humano. Estos estudiantes con frecuencia no encuentran en su familias, o en otro sitio, educadores que estén dispuestos a escuchar sus necesidades y a asistirlos en la toma de decisiones que afectan sus vidas, a redescubrir ideales sanos y que los animen a superar las dificultades diarias.

  1. Lo que hemos aprendido

Lo que hemos aprendido principalmente es lo que hemos experimentado a lo largo del proyecto: que la Divina Providencia existe y que confiar en el Señor siempre trae resultados concretos e inesperados.

Hemos entretejido relaciones muy importantes que nos han permitido conocer más y más la naturaleza humana y, por encima de todo, hemos visto que el Señor está haciendo grandes cosas en medio del dolor y la pena de muchas situaciones familiares, algunas veces dramáticas.

Nos sentimos instrumentos de Su obra, no pretendemos cambiar el mundo, sino ser una pequeña luz de esperanza para muchos. La ciudad de Milano, a pesar de su opulencia, esconde una gran pobreza, que no es solamente económica. Hoy en día la crisis acentúa estas situaciones y nosotros, en nuestra pequeña realidad, nos encontramos cada día abriendo la puerta a las necesidades que suenan. Acoger en simplicidad, escuchar y ser corteses, cuesta y es difícil hacerlo, pero la recompensa que obtenemos del Señor es grande y nos da un gran consuelo en la fatiga. El agradecimiento de las personas que frecuentan y se benefician de los servicios que ofrece Qiqajon es nuestra recompensa y, reconociendo a Cristo en sus caras, sabemos que ese agradecimiento viene de Él.  

  1. Apoyo Mediático / Documentación:

Algunos periódicos se han interesado en esta experiencia: Il Corriere della Sera, el Avvenire, y Famiglia Cristiana son los más conocidos. Además de otros como, por supuesto, Francesco: il Volto Secolare y varios boletines insertos en las publicaciones regionales de la OFS.

En la página webhttp://www.qiqajon.org/ pueden ver un video explicativo del proyecto.  

  1. Persona de contacto: LUIGI BOZZI

E-mail: luigi.bozzi @ gmail.com

Teléfono: +39 335.1003092, +39 02.37050725

 

Editado por Attilio Galimberti OFS y por Fr. Amando Trujillo Cano TOR – Julio, 2013

Traducido por Chelito Núñez OFS

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

III Encuentro Internacional de Pastoral Urbana con participación franciscana.

Franciscanos comienzan inédita campaña para reunir fondos en Chile.