in

Proyecto de presencia integral en la Amazonia

Via Manos Fraternas

Fray Eugenio Ortíz (Pepo), nos comparte este desafío Amazónico. Algunas imágenes, en nuestra galería de fotos.

La Orden de los hermanos Menores Franciscanos, durante el Capítulo general de Pentecostés de 2009 aprobó la siguiente decisión:“En el VIII Centenario de la fundación de nuestra Orden, el Capítulo general asuma, como signo de profecía evangélica, el compromiso de un proyecto integral en la Amazonía.

• Este proyecto debe tener en cuenta: la fuerza humanizadora del Evangelio, la salvaguarda e integridad de la creación, la defensa y la promoción de las culturas autóctonas.
• En la realización de este proyecto, se realicen  tres compromisos concretos:

1. Apoyar y reforzar las presencias existentes desde el siglo XVI (Vicariatos y Custodias);

2. Crear una nueva Fraternidad interprovincial;

3. Crear una red de solidaridad a nivel de toda la Orden, de la Familia Franciscana y de otros grupos.

• El Capítulo general confíe este proyecto al Gobierno general de la Orden, para que sea asumido de manera compartida por el Secretaría General para las Misiones y la Evangelización, la Oficina de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC), la Unión de Conferencias Latinoamericanas Franciscanas (UCLAF) y, sobre todo, las Entidades que viven y llevan a cabo su misión en esa región.” (Documento final del Capítulo 2009 “Portadores del don del Evangelio”, II parte, n. 24).

Para concretar el acuerdo capitular el Ministro General de los franciscanos menores, Fr. José Rodríguez Carballo, constituyo la nueva fraternidad para dar inicio al Proyecto. Los hermanos que la integran son: Fr. Atilio Battistuz, de la Provincia de la Inmaculada, Brasil; Fr. Ademir Francisco Matilde, de la Custodia del Sagrado Corazón de Jesús, Brasil; Fr. Eugenio Ortiz, de la Provincia de San Miguel, Argentina; Fr. Bernardo González Guerrero, de la Provincia de los Santos Francisco y Santiago, México; Fr. Vicente Patricio Guerra Torres, de la Provincia de San Francisco, Ecuador; Fr. Edel Chanchari, de la Provincia de San Francisco Solano, Perú. La primera gran tarea será la de construir una verdadera Fraternidad, en la que la diversidad de los hermanos sea respetada y promovida como riqueza, pero en la que también se viva la comunión interpersonal y fraterna.

Desde el momento del encuentro en la ciudad de Requena, Región de Loreto, en Perú, los hermanos dieron inicio a la etapa de conformar una verdadera Fraternidad misionera y evangelizadora. Está llamada a ser una presencia evangélica y franciscana, dando prioridad a los valores propios de nuestro carisma, es decir, a la dimensión contemplativa, a la vida fraterna en común, a la minoridad, al espíritu misionero en fraternidad. La primera actitud habrá de ser la del discípulo, para escuchar, contemplar, aprender, conocer, acercarse y crear lazos de amistad y fraternidad.

Sobre la base de una sólida experiencia de fraternidad, los hermanos buscarán realizar dos movimientos: uno de inserción en la Iglesia y en la realidad local, es decir, en el Vicariato de Requena, que tiene un territorio inmenso con muy pocos agentes de pastoral; el otro, de Itinerancia hacia la realidad pan amazónica, buscando establecer contactos, formas de articulación y de solidaridad con otras presencias franciscanas y otros grupos. Se espera que la Fraternidad pueda ser una presencia nueva en el sentido de nuevas actitudes, de lectura e interpretación de los signos de los tiempos y de los lugares, de nueva sensibilidad y compromiso en la defensa y promoción de los derechos de las poblaciones locales y de su cultura, de los más pobres, de los indígenas, lo mismo de la naturaleza, el ambiente y todas las creaturas. Respecto a la Iglesia local tendrá la tarea de ayudar a darle un rostro más inculturado, con las vocaciones locales.

Una particularidad del Proyecto es que los hermanos desde su experiencia de vida en fraternidad y de inserción eclesial, irán promoviendo espacios de formación para acompañar desde la reflexión y la permanente iluminación los caminos para una renovada presencia misionera. Para algunos de esas oportunidades formativas se promoverá la participación de los misioneros que ya tienen presencia en la Amazonía, algunos con muchos años sin posibilidades de una adecuada formación para nutrir y revitalizar el espíritu misionero y renovar las prácticas misioneras para una nueva evangelización en estas Iglesias. En conjunto se intentarán otros espacios formativos para los candidatos a la insertarse en las posibilidades que vaya ofreciendo el Proyecto. También su buscará apoyo en algunas de las muchas instituciones que tienen programas de formación de misioneros, sean estos de la Orden, de la Familia Franciscana o de otros espacios eclesiales o sociales.

Una riqueza por descubrir y posibilitar dentro del Proyecto es la activa participación de laicos y la relación con otros agentes que comparten algunas inquietudes o sensibilidades a las que deseamos despertar para vivirlas plenamente desde el Proyecto. En este ámbito se destacan temáticas ligadas a cuestiones ambientales, defensa y promoción de las pueblos y culturas nativos y a los desafíos que surgen en las conflictivas zonas de fronteras.
La Amazonía Gime! Y espera respuestas! Estamos intentando, con la inspiración de San Francisco, descubrir y hacer nuestra parte en esta obra enorme, y que el Señor les muestre la vuestra, a todos, a cada uno.

Fr. Eugenio Ortiz, ofm
Guardián de la fraternidad
Requena – Región Loreto – PERU

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Franciscanos capuchinos realizan tradicional «bendición de autos»

Relanzan peregrinacion franciscana de Asis a Roma.