in ,

Premio JPIC de la OFS en Estados Unidos.

Doctora en medicina recibe el premio de » Justicia , Paz e Integridad de Creación »

FUNDO UN MINISTERIO PARA AYUDAR A ALIVIAR LA POBREZA EN PAÍSES EN DESARROLLO.

KANSAS CITY , KS. Una visita al este de África , en el 2001, cambió la vida de la Dra. Margie Sweeney. La pobreza que ella vio, y todo lo observado, le hizo pensar en que Dios le llamo para liderar la familia de médicos y fundar, por caridad y sin fines de lucro, el Ministerio Manos Sanadoras y de Ayuda, por sus siglas en Inglés ( HHHM ) Helping Hands Healing Ministries, Inc. , para ayudar a aliviar la pobreza en países en desarrollo.

1375258_10151922856355861_498587063_n

Por sus esfuerzos y ejemplo, la Dra. Sweeney recibió el premio Franciscano de Justicia, Paz e Integridad de la Creación. Durante la reunión anual del capítulo nacional de la Orden Franciscana Seglar en los EE. UU. que se desarrollo del 16 al 20 de Octubre en el Centro de Pastoral en Kansas City.

El Ministro Nacional Tom Bello, OFS, presentó el premio, una imagen de vidrio con un par de manos envolviendo el globo terráqueo, acompañado con la suma de 2,000 dólares. El responsable nacional de JPIC, Kent Ferris, OFS, citó muchos de los proyectos de la Dra Sweeney ,entre ellos la asistencia con electricidad a una escuela de Zambia. El comenzar una granja en Tanzania para proveer de una buena dieta alimenticia a unos 400 personas, ofrecer asistencia de instrucción para varios estudiantes de África, y más recientemente, hacer una serie de misiones médicas a Haití .

Siendo ella misma una hermana profesa en la OFS, la Dra. Sweeney es ministra de la fraternidad de San Miguel Arcángel en Tampa FL. Ella vive en St. Cloud, FL con su esposo,que es ingeniero civil, Michael y tienen un hijo, Patrick, y una hija, Kelly.

Su viaje a África fue memorable por otra razón. Ella llego a Nairoby, Kenya el 11 de Septiembre del 2001. Ella no sabía nada de los ataques terroristas en EE.UU. hasta qué una monja vino a su encuentro en el Aeropuerto, y le dijo que lo sentía mucho.

«He ganado un nuevo nivel de Fe y confianza en Dios» dijo a los 80 capitulares que representaban a los cerca de 13.000 hermanos en Estados Unidos y la Isla de Guam. » Tengo una nueva actitud de gratitud » dijo.

Anteriormente conocido como Premio de La Paz , este fue renombrado para premiar los esfuerzos inter-relacionados en las áreas de Justicia, Paz e Integridad de la creación, dijo Ferris, OFS. » Nuestra regla Franciscana nos recuerda nuestra responsabilidad individual y colectiva para estar en primera linea promoviendo la Justicia con el testimonios de nuestras vidas. Este Premio nos permite reconocer a esos que han modelado esos esfuerzos»

El premio anual resurgió en 2007 después de un lapso de muchos años de no entregarse. El premio del 2007 reconoció el trabajo del Dr. Tony Lazzara, un médico Argentino y OFS, quien dirige una clínica y una casa hogar para niños enfermos en Perú .

El premio del 2008 reconoció a Marie Dennis, una Franciscana Seglar quien dirige la oficina de asuntos globales de Maryknoll y quien esta inmersa en defender e ir en pos de la gente marginada por la sociedad, pobreza, abuso, guerra, violencia y tráfico humano.

El premio del 2009, fue para Don Ryder, un Franciscano seglar de Wisconsin quien ayudo a salvar al pueblo Maasai en Kenya, de enfermedades y sequía, al excavar pozos de agua.

En el 2010 el Honor fue para fray. David Buer, OFM, por su trabajo con los marginados y sin hogar de Tucson y Las Vegas. En el 2011 el Premio fue para Fr. Louie Vitale, OFM un Fraile Franciscano conocido por sus protestas contra la guerra y la tortura, además de abogar por los pobres. El año pasado Janice Benton, una Franciscana Seglar, de Maryland fue galardonada por abogar por el derecho al trabajo para las personas con capacidades diferentes.

Entre los más notables y anteriormente galardonados estaban el Rev. Dr. Martín Luther King Jr. y la Madre Tersa de Calcuta.

Contactos de prensa:

Bob Stronach, OFS, 315-796-9468; Mary Stronach, OFS, 315-796-9284, stronach@kateriregion.org

Traducido para pazybien.es por Eddy Lazzo

Comentarios

Leave a Reply
  1. Sin formación la Misión propia del franciscano queda vacía, sin razón y sin saber explicarla. El carisma Clariano-Franciscano perdería fuerza y sentido evangélico. El cristiano actual es testigo de Cristo, es el mismo Cristo quien enseña en medio del mundo y es parte activa de la Iglesia, tiene que saber dar razones de su fe. Tiene que saber el por qué de su amor a Cristo. Tiene que conocer el Evangelio para saber que Dios-Amor lo llama porque lo ama inmensamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Misa funebre por el padre Ignacio Larrañaga, ofm cap

LA FRATERNIDAD FRANCISCANA SEGLAR (5ª Parte)