in , ,

Pederastia. Los Obispos negligentes serán juzgados en el Vaticano.

Francisco estableció que sea un delito canónico el «abuso de oficio episcopal», en relación con los pastores que no den curso a las denuncias de violencias sexuales por parte de religiosos. Se instituye también una Sección especial en la Congregación para la Doctrina de la Fe

 

Papa Francisco aceptó la propuesta de la Comisión para la Tutela de los Menores y estableció que sea un delito canónico el «abuso de oficio episcopal», que se refiere al comportamiento de los obispos que no hayan dado el seguimiento adecuado a las denuncias de abusos sexuales por parte de religiosos en contra de menores o de adultos vulnerables. El Pontífice encomendó a la Congregación para la Doctrina de la Fe los juicios sobre los obispos que serán perseguidos por el nuevo delito de «abuso de oficio episcopal» y creó una nueva sección en la Congregación competente que se ocupará de todos los procesos. Será guiada por un arzobispo secretario.

 

El Consejo de los cardenales que ayudan al Papa en la reforma de la Curia romana, el llamado “C9”, en la reunión del 8 de junio de 2015 por la tarde, escuchó la relación del cardenal Séan O’Malley, sobre una propuesta para someter a la evaluación del Papa en relación con las denuncias de abuso de oficio episcopal, una propuesta preparada por la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores. La relación del cardenal O’Malley incluye también una propuesta sobre el tema de las denuncias de abusos sexuales en contra de menores y adultos vulnerables por parte del Clero. La relación indicó los términos generales que definen estas dos propuestas, las cuestiones relacionadas con los procedimientos y con el Tribunal que se encarga de los juicios, además de las ventajas de las mismas propuestas con respecto a otras hipótesis. El texto concluye con una lista de cinco propuestas específicas, como se lee en una nota de la Sala de prensa vaticana:

«1. Que la competencia para recibir y examinar las denuncias de abuso de oficio episcopal pertenezca a las Congregaciones para los Obispos, para la Evangelización de los Pueblos o para las Iglesias Orientales, y que todas las denuncias deberán ser presentadas a la Congregación apropiada.

 

2. Que el Santo Padre dé un mandato a la Congregación para la Doctrina de la Fe para juzgar a los obipsos en relación con los delitos de abuso de oficio.

 

3. Que el Santo Padre autorice la institución de una nueva Sección Judicial dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe y el nombramiento de personal estable que preste servicio en el Tribunal Apostólico. La realización de este punto se llevara a cabo después de consultas con el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 

4. Que el Santo Padre nombre a un Secretario para asistir al Prefecto en relación con el Tribunal. El Secretario tendría la responsabilidad de la nueva Sección Judicial y el personal de la Sección podría ser utilizado también para los procesos penales por abuso de menores y de adultos vulnerables por parte del Clero. Estas decisiones también deberán ser tomadas después de consultar al Prefecto de la Congregación.

 

5. Que el Santo padre establezca un periodo de cinco años en vista de ulteriores desarrollos de las presentes propuestas y para completar una evaluación formal de su eficacia.

 

El Consejo de Cardenales aprobó unánimemente tales propuestas y deliberó someterlas al Santo Padre Francisco. El Santo Padre aprobó las propuestas y concedió la autorización para que se ofrezcan los recursos adecuados para obtener estos fines».

Via VI

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

«Laudato Si» será presentada el próximo jueves.

Ante la FAO, la Santa Sede propone un desarrollo humano sostenible.