in ,

El Papa reforma el proceso de canonización para impulsar la transparencia financiera

El Papa Francisco ha aprobado un nuevo modelo de regulación para los procesos de canonización y beatificación en los que primará la transparencia financiera, límite de gastos y una imposición de sanciones para prevenir abusos.

Según fuentes del Vaticano han informado a Europa Press, la nueva legislación, que sustituye la aprobada por Juan Pablo II en 1983, estará en virgo de forma experimental en los próximos años.

En primer lugar, la nueva normativa exige que los honorarios y gastos para la canonización sean claramente «contabilizadas» y no se conviertan en un «obstáculo» para llevar a cabo la causa. Así, se pedirá que el postulador que determine la santificación o beatificación de alguien exponga las ofertas económicas que ha recibido, mediante una «contabilidad actualizada» que respete «de manera escrupulosa» las donaciones económicas.

En este sentido, el Vaticano ha asegurado que la propia Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede procederá a una intervención «disciplinaria» si hubiera «abusos de naturaleza administrativa o financiera».

Además, se ha puesta en marcha un fondo llamado «de solidaridad» en el que el dinero restante de la canonización irá destinado a otros procesos de santificación.

La última reforma que se hizo en este campo fue en 2005 por Benedicto XVI en el que la Congregación para las Causas de los Santos expuso la celebración de la beatificación o canonización en la diócesis que haya promovido la causa del nuevo beato. De esta manera, el Papa presidía los ritos de canonización, mientras que la beatificación normalmente lo llevaba a cabo el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Estas son las siete actos que el Papa Francisco presidirá en la Semana Santa

Enjuiciada y amada. Por Mons. Santiago Agrelo, ofm