in , ,

El Papa Francisco pide a los sacerdotes que no se resignen ante la violencia del narcotráfico

Papa Francisco en el encuentro con los jóvenes de México / AciPrensa

El Papa Francisco ha celebrado este martes una misa ante miles de religiosos en la capital del Estado de Michoacán en México en la que ha instado a los sacerdotes que no se dejen intimidar por la violencia del narcotráfico. Y es que este estado es considerado uno de los más violentos del país por la presencia del narcotráfico. De hecho, los sacerdotes se ven obligados a dar misa con chaleco antibalas por las amenazas que reciben de los narcos.

La ceremonia que se ha celebrado en el estadio Venustiano Carranza de Morelia, ha contado con más de 20.000 sacerdotes, religiosas y seminaristas, a quienes Francisco les ha pedido que no sean “funcionarios de lo divino” ni “empleados de Dios, porque somos invitados a participar de su vida, somos invitados a introducirnos en su corazón, un corazón que reza y vive diciendo».

Según publica la agencia EFE, el Santo Padre les ha invitado a recordar la oración del Padre Nuestro cuando dice «no nos dejes caer en la tentación» y les ha pedido que no caigan en ella. Así, ha explicado que pueden «venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad».

Por otra parte, y dentro de la celebración de la misa, el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, ha agradecido la visita del Padre Francisco porque ha hecho entrever a los fieles «la necesidad de ser más misericordiosos, indulgentes y aprender a perdonar, y a estar cercanos con los demás para que sea creíble nuestra vida».

Posteriormente, el Papa Francisco se ha reunido con al menos 40.000 jóvenes en el estadio José María Morelos y Pavón donde les ha explicado que deben seguir luchando por sus sueños. «No debéis perder el encanto de soñar«, ha afirmado el Papa, que también les ha pedido que «callejearan la fe«.

Y les ha alertado de los riesgos que conlleva caer en el narcotráfico. «Jesús, el que nos da la esperanza, nunca nos invitaría a ser sicarios”, ha aseverado el Santo Padre.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Un Papa de frontera

El Papa a los religiosos: «No a la resignación, no somos funcionarios»