Francisco recibe a la familia de Asia Bibi y a una víctima de Boko Haram

15 de abril de 2015: Durante la audiencia general, el papa Francisco saluda al marido de Asia Bibi, cristiana condenada a muerte por blasfemia en Pakistán./ServizioFotograficoOR/CPP/CIRIC

Mientras que el Coliseo fue iluminado de rojo el sábado 24 de febrero por la noche como homenaje a los cristianos perseguidos, el papa Francisco se encontró por la mañana con la familia de la pakistaní Asia Bibi y una superviviente nigeriana de Boko Haram.

El papa Francisco recibió el sábado 24 de febrero por la mañana en el Vaticano al cónyuge y la hija de Asia Bibi, encarcelada y condenada a muerte por blasfemia en Pakistán, y a la nigeriana Rebecca Bitrus, víctima del grupo islamista radical Boko Haram, según anunció la Santa Sede.

Acusada de haber criticado al profeta Mohammed durante una simple discusión entre compañeras de trabajo, Asia Bibi es la primera mujer condenada a muerte en Pakistán en virtud de la ley anti-blasfemia.

En prisión desde 2009, condenada a muerte por ahorcamiento en 2010 (pena confirmada en apelación en 2014), Asia Bibi espera desde entonces que la Corte Suprema de Pakistán se pronuncie sobre su caso. Una audiencia prevista para octubre de 2016 fue, no obstante, declarada sine die, al parecer tras las presiones a los jueces.

Por su parte, Rebecca Bitrus, una joven cristiana de 28 años procedente de Nigeria, fue secuestrada en condiciones particularmente terribles por el grupo islamista Boko Haram, que aterroriza a las poblaciones de Nigeria, Níger, Chad y Camerún, y después secuestrada durante dos años.

Embarazada tras una violación cometida por uno de sus secuestradores, consiguió huir con su hijo y encontrase de nuevo con su marido.

Este encuentro del Papa con dos víctimas de la persecución contemporánea de los cristianos tiene como contexto una gran manifestación de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN). En defensa de la libertad religiosa, el Coliseo de Roma fue iluminado de rojo el sábado por la noche, como ocurrió en octubre de 2017 con la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre.

El cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de la Santa Sede, así como Mons. Nunzio Galantino, Secretario General de la Conferencia Episcopal Italiana, participaron en este acto, al igual que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio, Tajani.

Durante la celebración, los rostros de las víctimas de la persecución contemporánea de cristianos fueron proyectados en la fachada del Coliseo. Entre ellos, Shahbaz Bhatti, el ministro pakistaní asesinado el 2 de marzo de 2011 debido a sus esfuerzos por modificar la ley sobre la blasfemia.

Un 75% de la población mundial vive en un país donde no se respeta la libertad religiosa

“No podemos permanecer callados frente a estas personas valientes que sacrificaron su vida por su fe en Cristo y por los demás”, comenta su hermano Paul a la ACN. “Mi hermano dio su vida, no solo por los derechos de los cristianos, sino también por los de todas las minorías, incluso los musulmanes”.

Según Ján Figel, enviado especial de la Unión Europea para la promoción de la libertad religiosa mencionado por ACN, “un 75% de la población mundial vive en países donde existen violaciones graves, incluso extremas” de la libertad religiosa.

Nicolas Senèze, en Roma. La Croix

¿Qué opinas?

El “torno de la vida” de los franciscanos recibe el primer bebe abandonado.

Líderes franciscanos detenidos en Estados Unidos por defender a los “dreamers”