in ,

Otras dos toneladas de ayuda para el comedor San Francisco en Compostela.

Via OFMSantiago

La nevera del comedor de San Francisco sigue llena, a pesar de que cada vez son más los estómagos que tiene que alimentar. Y lo consigue gracias, esencialmente, a la solidaridad de quienes siguen aportando su granito de arena para aliviar la situación de los más desfavorecidos. Así, algo más de dos mil nuevos kilos de alimentos no perecederos cuelgan desde ayer de las estanterías del almacén de San Francisco, fruto de la recolecta llevada a cabo por la Asociación O Torreiro de Forzáns en parroquias de Ponte Caldelas y A Lama.

Antón Xil, presidente del citado colectivo, destacó que la recaudación de estas dos toneladas de alimentos fue posible por la colaboración de las parroquias de Xende, Xesta, Gaxate y Forzáns, bajo la tutela del sacerdote David Dosantos, y también por la de vecinos de Anceu, Caritel, Vián y Verducido. «Además, en el Centro Cultural de Forzáns, hacemos un festival -añadió Xil- con actuaciones de los grupos de la parroquia y la gente que viene hace sus donativos».

Es el quinto año que realizan la iniciativa, que se enmarca en la campaña Nadal Solidario y que, como subrayan, pretende ayudar a las víctimas más sensibles de la crisis: «Cada vez hay más personas que tienen dificultades para acceder a los alimentos de primera necesidad». Ellos han traído harina, habas, lentejas, arroz, azúcar, aceite, patatas, leche, macarrones, fideos, espaguetis, galletas, sal, cacao, chocolate, conservas y dulces navideños entre otros.

A la entrega asistió el alcalde de Ponte Caldelas, Perfecto Rodríguez, y el párroco David Dosantos. «En Navidad -señaló este último- hicimos una colecta especial de Cáritas y la gente respondió muy bien, y ahora lo que le dije a la gente es que quienes necesitan comer también lo necesitan fuera de Navidad. En las fiestas estamos con el espíritu solidario y todo el mundo ayuda lo que puede. Y ya veis que se han volcado, tanto en la donación de alimentos como aportando dinero para que los compráramos».

El párroco indicó que la crisis también se ha dejado sentir entre sus feligreses, «pero afortunadamente, en las parroquias, para comer tienen, van tirando». «Pero sí hay gente a la que tuvimos que echar una mano en el aspecto económico».

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Frailes franciscanos construirán la “Casa del Peregrino de Asís”, para migrantes

Via Crucis en El Jarillo – Fraternidad La Chiquinquirá, Venezuela