in

ORACION DEL DIA Y DEL COMIENZO DE SEMANA. Por Javier Guillen, ofs

 

Carpe-diem-a26749182

Dios mío, Dios Bueno, con el grito de «Jesucristo Vive» vengo a tu presencia, conciente de que Tú estás vivo, me escuchas, me hablas, obras en mí, y el tiempo que consumo en esta oración no es ni mucho menos perdido.

 

Infinitas son las dudas, pero Tú eres la única respuesta; la conciencia me puede acusar de muchas y pesadas culpas, pero tu amorosa Voz me vuelve a repetir que Tú cargas con ellas y me haces Libre por Amor; las inquietudes me pueden asaltar, pero Tú me ofreces que me acerque a ti que eres Fuente de

Paz sin fin!

 

Gracias por hacerlo todo Nuevo, Señor; gracias por esta nueva Oportunidad de vivir en tu Amor; gracias por revelar tu Presencia a los humildes y sencillos de corazón!

 

Te agradezco por todos los hermanos que oran por mí, aunque no conozca ni de nombre los lugares donde se encuentran; y te pido que los sigas Bendiciendo a ellos.

 

Asísteme para que muestre fielmente en mi alrededor el Camino de Felicidad, de Paz y Bien, que es posible seguir y que vale la Vida seguir; sin mirarme tanto a mí, para no tropezar, sino a Ti, que eres el Camino!

 

 

Así sea. Amén!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Labor franciscana en La Guajolota, Mexico

ASCENSO Y DECLINACIÓN DEL CARISMA FRANCISCANO.