in ,

Nueva iglesia entre las ruinas de Damasco, “una Navidad de Resurrección”

DamascoDamasco (Agencia Fides) – En medio de las ruinas y la destrucción, después de tres años de guerra, en Damasco se alzará una nueva iglesia maronita. Será inaugurada el 8 de enero, en el distrito de Kachkoul en la periferia este de Damasco, recibirá el nombre en honor de los Beatos Hermanos Massabki, mártires de Damasco, asesinados en 1860.
Lo ha comunicado a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Samir Nassar, arzobispo maronita de Damasco, que ha definido el evento como “un verdadero regalo de Navidad: será un oasis de oración y un signo de alegría y de esperanza en medio de un mundo de violencia, intolerancia y miedo”. “En medio de las ruinas, esta nueva capilla se presenta como la estrella de los Reyes Magos, que conduce al Niño Divino”, remarca.
“A pesar de la guerra, a pesar de los graves problemas sociales y económicos – dice el arzobispo a la Agencia Fides – nuestros sacerdotes y fieles han puesto en marcha tres proyectos para levantar tres capillas en tres distritos de Damasco. Esta es la primera. Las otras dos estarán en los barrios de Douwaylaa y Jaramana. Estos lugares sirven para fortalecer a la comunidad de los fieles, para organizar encuentros y catequesis sobre la Biblia y vigilias de oración y fraternidad. En estos momentos difíciles, de inseguridad y violencia, Cristo sigue atrayendo cada vez más y más”.
“La construcción de una iglesia en tiempos de guerra y desolación – concluye el Arzobispo – expresa el deseo de vencer a la muerte y el valor de vivir la fe. Nuestro fieles valientes han optado por permanecer en la ciudad, ir contra corriente y poner su confianza en Jesucristo, en esta noche oscura. Este año la Navidad en Damasco también será una celebración de Resurrección”. (PA) (Agencia Fides 22/12/2015).

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Francisco a los empleados vaticanos: «pido perdón por los escándalos»

«30.000»: misioneros Salesianos en países con conflictos armados