in , , ,

Mons. Nkea: “Empleo 18 horas de coche para llegar a algunas parroquias de mi diócesis”

El obispo denuncia que la falta de fondos de su diócesis, con tan sólo 55 sacerdotes para un territorio de 10.500 km2, empeora la situación de los cristianos en este país.

20160318114714Deslumbra con sus sonrisas a todo aquel que se acerca a él, sin embargo, nadie piensa que puede tener grandes preocupaciones por el futuro de su diócesis. Pero es así, el obispo de Mamfe (Camerún), Andrew Nkea Fuanya, denuncia los problemas económicas que padece su diócesis, nacida en 1999 y con un territorio de 10.500 km2, para poder hacer frente a su día a día.

Tal es la circunstancia que el mismo obispo se convierte en ocasiones en un campesino más. No tiene problemas en mostrar sus manos curtidas por el trabajo del campo. Todo lo contrario, asegura a Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que planta “cocos y naranja”.

Mientras habla de su día a día, Nkea recuerda que “es muy difícil realizar una actividad pastoral por las grandes distancias que hay entre las poblaciones y las malas condiciones de los caminos para llegar a ellas. Las carreteras son de muy difícil acceso y muchas sólo se pueden usar seis meses al año por las lluvias”.

Por ello, el obispo, junto a los 55 sacerdotes que forman esta diócesis, se ven obligados a viajar en moto, coche o canoa.  “Algunas veces hemos necesitado 18 horas de automóvil para llegar a una parroquia en las montañas”, asegura este obispo, que agrega que “a veces las carreteras están bloqueadas”.

Sin embargo, y lejos de dejarse llevar por las dificultades, el obispo Nkea presume de que “la catedral de Mamfe está llena de fieles todos los días”. Y una parte importante de esos fieles son los jóvenes.  De ahí, que el prelado recuerde una y otra vez que la Iglesia de Camerún tiene que invertir en la juventud, aunquehay muchas distracciones que les alejan de la religión católica”, como las sectas, la brujería o la “precaria situación de la familia”, afirma monseñor Nkea.

Además, es difícil llegar a esta juventud mediante de la educación. Muchas de las escuelas católicas han tenido que cerrar porque no pueden pagar a los profesores. Es por eso que el obispo camerunés agradece “de todo corazón” la colaboración que Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha prestado en su diócesis.

Desde 1999, ACN ha llevado a cabo 21 proyectos de ayuda como la onstrucción de capillas, intenciones de misa para sacerdotes, formación de catequistas y seminaristas, entrega de Biblias o ayuda para comprar vehículos.

20160318113904

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Cristianos en India: “es urgente garantizar la seguridad de los fieles en Semana Santa”

Migrantes, niños abusados y familias rotas en el Via Crucis del Papa