in , , , , , , , ,

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO Por el día mundial de oración por el cuidado de la creación.

«Declararás santo el año cincuenta y proclamarás en la
tierra la liberación de todos sus habitantes. Será un jubileo para ti «(Lv 25,10)

El Papa Francisco nos comparte que la familia ecuménica ha elegido como lema para celebración el Tiempo de la Creación 2020 “Jubileo de la Tierra”, precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra.

El Tiempo de la creación es un espacio donde los cristianos de todo el mundo renuevan su fe en Dios creador y se unen de manera especial en oración y acción por la preservación de la casa común. Iniciamos este período con la Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación y finaliza el 4 de octubre, en memoria de San Francisco de Asís.

En las Escrituras, nos dice Francisco, el sentido del Jubileo es darnos un espacio para recordar, volver, descansar, reponerse y regocijarse, destacando de cada una de estas características distintos momentos y tiempos.

Un momento para recordar sobre todo que el destino último de la creación es entrar en el «sábado eterno» de Dios. Recordar también que “Todo está relacionado, y todos los seres humanos estamos unidos como hermanos y hermanas en una maravillosa peregrinación, unidos por el amor que Dios tiene por cada una de sus criaturas y que también nos une, con tierno cariño, a nuestro hermano sol, a la hermana luna, al hermano río ya la madre tierra ”( LS , 92).

Un momento para volver atrás y arrepentirse. El Jubileo es un tiempo de regreso a Dios, nuestro amoroso creador. No se puede vivir en armonía con la creación sin estar en paz con el Creador, fuente y origen de todas las cosas. 

Un tiempo para descansar, en su sabiduría, Dios reservó el día de reposo para que la tierra y sus habitantes pudieran descansar y refrescarse. 

Un momento para enmendar la armonía original de la creación y sanar las relaciones humanas comprometidas. Nos invita a restablecer relaciones sociales equitativas, restableciendo la libertad y la propiedad de cada uno, y perdonando las deudas de los demás. 

Un tiempo para regocijarse, en la tradición bíblica, el Jubileo representa un evento alegre, inaugurado por un sonido de trompeta que resuena por toda la tierra.  Da alegría ver a tantos jóvenes y comunidades, especialmente indígenas, a la vanguardia de la respuesta a la crisis ecológica. Piden un Jubileo de la Tierra y un nuevo comienzo, sabiendo que «las cosas pueden cambiar» ( LS, 13).

Alegrémonos entonces porque, en su amor, el Creador apoya nuestros humildes esfuerzos por la Tierra. Es también la casa de Dios, donde su Palabra «se hizo carne y habitó entre nosotros» ( Jn 1, 14), el lugar donde el derramamiento del Espíritu Santo se renueva constantemente. «Envía, Señor, tu Espíritu y renueva la faz de la tierra» (cf. Sal 104,30).

Texto completo: http://www.vatican.va/content/francesco/it/messages/pont-messages/2020/documents/papa-francesco_20200901_messaggio-giornata-cura-creato.html

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

¡»Laudato Si’ Revolution»! – Rap para una Conversión Ecológica

Encarnarse de modo original