in , ,

Más de 70 muertos en un atentado contra cristianos que celebraban la Pascua en un parque de Pakistán

La autoría del atentado ha sido reclamada por el grupo talibán Jamaat-ul-Ahrar, que ha asegurado que la ejecución se ha llevado a cabo «contra los cristianos que celebraban la Pascua».

1459102718_851758_1459105680_album_normal

Un atentado suicida, reivindicado por el grupo talibán Jamaat-ul-Ahrar, ha causado al menos 72 muertos y más de 350 heridos, en un parque de Lahore, al este Pakistán, en el que cientos de familias cristianas disfrutaban de la Pascua y el final de la Semana Santa este domingo. La mayoría de las víctimas eran mujeres y niños.

El ataque con bomba se perpetró a las 7 de la tarde –las 15 horas, en España– en el aparcamiento del parque de Gulshan e Iqbal. Por ello, Policía de Pakistán ha denunciado a lo largo de este lunes a 15 personas presuntamente relaciones con el atentado. Según las informaciones facilitadas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV, entre los detenidos se encontraban tres hermanos del terrorista suicida, conocido como Yusuf Farid, y residente en la localidad pakistaní de Muzaffargah.

Además, los primeros indicios apelan a que la bomba contaba con rodamientos de metal, que hicieron a su vez de metralla, por lo que se sospecha que el atentado pretendía causar un gran número de víctimas. Así, los terroristas del grupo Jamaat-ul-Ahrar han anunciado que el ataque se dirigía a “los cristianos que celebraban la Pascua”.

Este grupo surgió como una ruptura con el grupo Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, debido, según recoge el diario Actuall, a diferencias de algunos de los comandantes con la cúpula en relación a objetivos y operaciones.

Escenas de dolor y llanto

En este sentido, testigos presenciales han informado de “escenas de pesadilla” tras la explosión, que ha sido reivindicada por la insurgencia talibán. De hecho, Javed Alí, de 35 años, y vecino de un barrio cercano al parque en el que ha tenido lugar la masacre ha detallado a la agencia francesa AFP que la explosión fue tan fuerte, que rompió las ventanas de su vivienda.

“Después de diez minutos, salí a la calle. Había restos humanos contra el muro de nuestra casa. Había personas llorando. Oía las sirenas de las ambulancias”, ha asegurado este joven vecino.

Comentarios

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

El pobre de Asís y el sultán. Una historia con mucho para aprender.

Jesús visita un campo de refugiados