in ,

Los obispos venezolanos denuncian “extrema carencia de bienes y productos básicos” con la que viven en Venezuela.

Mediante un comunicado, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) ha instado al Gobierno de Nicolás Maduro para “que escuche con respeto la voz del pueblo”.

“Nunca antes habíamos sufrido los venezolanos la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud, junto con otros males como el recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad”.

Estas han sido las palabras, según la información recogida por Ayuda a la Iglesia Necesitada, con las que Conferencia Episcopal de Venezuela ha denunciado mediante un comunicado la crisis económica y política que azota al país desde hace varios meses.

Los  obispos también han instado al pueblo a no dejarse manipular. “¡Queremos alertar al pueblo! Que no se deje manipular por quienes le ofrezcan un cambio de situación por medio de la violencia social. Pero tampoco por quienes le exhortan a la resignación ni por quienes le obligan con amenazas al silencio. Nunca debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas, sino sujetos conscientes de nuestra propia y calamitosa realidad; sujetos pacíficos, pero activos y, en consecuencia, actuar como protagonistas de las transformaciones de nuestra historia y nuestra cultura”, han señalado los obispos venezolanos.

“Un crimen y un pecado mortal”, aprovecharse de esta situación

Por otra parte, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) ha pedido al equipo de Gobierno de Nicolás Maduro “que escuchen con respeto la voz del pueblo”.  Para ello, los obispos han advertido a los responsables de la violencia social que “aprovecharse de la situación de escasez y carestía, es un crimen y un pecado mortal”.

El mensaje ha continuado, alegando que “para preservar la sana convivencia los prelados denuncian y condenan los horrorosos linchamientos, perpetrados en algunas ciudades”.

Respecto a la división política en la que se encuentra Venezuela, la Conferencia Episcopal ha señalado que “los poderes públicos deben respetarse entre sí y articularse a favor de la nación. El Poder Ejecutivo y la Asamblea Nacional están llamados a dar al pueblo ejemplo de ‘encuentro y diálogo’ en favor de la convivencia nacional”.

Para terminar los obispos de Venezuela han invitado “a todos en la Iglesia, diócesis, parroquias, institutos religiosos, asociaciones y grupos de apostolado, institutos educativos católicos, centros de reflexión” y han instado a “poner urgentemente, en primer lugar, la caridad”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Mons. Canecín: “El buen cristiano debe ser un buen ciudadano”

Un matrimonio cristiano se enfrenta a la pena de muerte por una acusación falsa de blasfemia en Pakistán.