in

Los franciscanos tambien dejan Almeria.

Via la voz de almeria

Durante todo el día de ayer, los dos frailes franciscanos que hasta ahora han vivido en Almería estuvieron despidiéndose de su feligresía en las distintas misas de la parroquia de San Agustín que han atendido este tiempo. “Han estado dando las gracias por este último año, que es el periodo que han estado los dos frailes Pedro Calvo y Pedro Ruiz”, explicaba a LA VOZ Francisco Javier López Moya, hermano mayor del Silencio, única hermandad con sede canónica en San Agustín.
Un año en el que la comunidad se redujo a dos religiosos, tras el capítulo celebrado por la orden, formando lo que los feligreses llamaban “la minicomunidad” en la que el hermano Pedro Calvo ejercía como titular de párroco mientras que Pedro Ruiz hacía las labores de presidente, no prior.
“Hay que tener en cuenta que en el caso de una parroquia atendida por conventuales, ellos lo hacen absolutamente todo, no tienen la ayuda del resto de sacerdotes o de seminaristas, como ocurre en otras parroquias diocesanas”, mantiene López Moya,q ue por eso califica los doce meses transcurridos como “muy intensos”.
Desde tocar la campana, hasta la limpieza de la iglesia, pasando por todas las celebraciones y la visita con el Santísimo a los enfermos del barrio, los dos Pedros se han hecho querer este año y los vecinos viven ahora un momento triste. “Diría que es agridulce, porque también estamos en la espera de que llegue un nuevo párroco, con ganas de empezar un nuevo periodo”, comenta el hermano mayor. Un periodo que será algo extraño para ellos, por el cambio de una orden a un sacerdote diocesano. “Muchos hemos nacido y vivido con los franciscanos”, mantiene López Moya, quien especifica que en su caso fue bautizado, recibió la primera Comunión y la Confirmación en la parroquia, “al igual que muchos vecinos de la zona”.
También el colegio se verá afectado, aunque permanecerá con titularidad de la orden. “Parece que un religioso vendrá una vez al mes, más o menos, a atender la formación espiritual del centro”, explica el hermano mayor, quien comenta también que los dos últimos frailes no llegaron a ejercer como profesores del colegio.
“Es un centro pequeño, de poco más de 200 estudiantes”, describe el feligrés. De hecho, parece que la orden mantiene su planteamiento de poder ampliar las instalaciones gracias al edificio contiguo del convento, que ahora queda vacío.
El jueves, será la última festividad de San Francisco de Asís de los dos hermanos: Pedro Calvo marchará tras la entrega de las llaves del Sagrario al nuevo párroco al convento de Cejín, mientras que Pedro Ruiz se irá a vivir a la comunidad de Jumilla.

El viernes a las 20 horas

El anterior párroco de Dalías y vicario judicial de la diócesis, José Juan Ruiz Alarcón, recibirá las llaves del Sagrario de la parroquia de San Agustín el viernes a las 20 horas. Será así el primer sacerdote diocesano que tome el relevo de los religiosos franciscanos al cargo de esta parroquia. “El pasado viernes celebramos una reunión con el que será nuevo párroco y la verdad es que sentimos que tenemos mucha suerte”, mantiene Francisco Javier López Moya, hermano mayor de Silencio.
A los “momentos amargos” de la despedida de los hermanos, los feligreses de la iglesia mantienen “la alegría de la acogida” que se dará al nuevo responsable de la parroquia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Octubre mes de cambios y novedades.

Boletin Fraternitas de los hermanos menores. Octubre 2012