in , , ,

Los franciscanos del Veneto, entre la caridad y la reflexión.

san francesco- frati- assisi- basilica-20150523175211

En el convento de San Francisco, además de donar alimentos a los que la necesitan, las puertas también están abiertas para aquellos que quieren reconciliarse con el Señor y pasar por un tiempo de reflexión

Alimentos para los pobres, pero también reflexión con los consagrados, religiosos y laicos.

Quién llama a la puerta del convento y la iglesia de San Francisco de Vittorio Veneto, cerca de Treviso, siempre encontrará un fraile listo para darle la bienvenida. Una mano dispuesta a apoyar un sufrimiento y profunda dificultad.

O simplemente un deseo de abrazar a Cristo, tal vez en un período determinado de acompañamiento.

La mirada tranquilizadora de los Frailes Menores de la ciudad del Véneto se manifiesta a través de las muchas actividades que tienen: el servicio a los pobres y necesitados a través del comedor de beneficencia;  o bien visitando familias, llevando la comunión y la unción a los enfermos.

«Hace mas de veinte años hemos concedido el uso permanente de una amplia ala del convento a Cáritas, que ofrece de manera puntual y sistemática un servicio a los pobres, a las personas con dificultad y a los inmigrantes «, nos cuenta uno de los frailes.

EL MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN

Otro servicio importante que prestan los hermanos es «el ministerio de la reconciliación y de la dirección espiritual dada a los sacerdotes, religiosos y laicos que con frecuencia vienen a nuestra casa para encontrar alivio y consuelo. Además de la oración diaria y la Santa Misa, el ministerio de la escucha ocupa gran parte del día de los frailes. La fraternidad está disponible para celebraciones y confesiones de las comunidades religiosas o parroquias que lo soliciten «.

ACOGIDA A CONSAGRADOS

Desde 2001 la fraternidad lleva a cabo el proyecto de acogida a los consagrados «que quieran pasar un periodo de reflexión, de verificación del propio camino, de oración con los frailes.

Aquí existe la posibilidad, para aquellos que lo desean, de seguir un acompañamiento personalizado. La casa tiene capacidad para alojar hasta 6 u 8 huéspedes en amplias habitaciones individuales, todas con servicios». La fraternidad vive y se mantiene sólo con la gracia de la Providencia.

UNA LARGA HISTORIA

La presencia de los hermanos en el territorio de la ciudad de Vittorio, Veneto, tiene raíces que se remontan a principios del 1600. A pesar de que hoy en día el número de frailes en el monasterio se ha reducido de manera significativa, los que quedan se dedican totalmente de sus actividades siempre a partir de las enseñanzas que nos dejó el Pobre de Asís.

Fuente: Sanfrancesco.org

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Los franciscanos en la Expo de Milán: ¿donde están los pobres?

El Papa Francisco prepara su visita a Sarajevo.