in , ,

La Olla Solidaria de los Capuchinos.

Los medios de comunicación les informan sobre la gravedad de la situación en Venezuela. Parece mentira que, siendo un país rico hayamos llegado a esta situación. El problema alimentario y la falta de medicamentos e insumos para atender la salud nos llevan a estar en una auténtica crisis humanitaria.

La escasez de alimentos ha tocado los estómagos de muchas personas y desde Cáritas y la Conferencia episcopal se nos anima a que todas las instituciones públicas o privadas implementemos con creatividad y coraje, gestos y acciones que sean expresión de solidaridad y de fraternidad.

Hemos comenzado la iniciativa de  “La olla solidaria” en nuestra parroquia. Esta consiste en preparar un almuerzo en una olla gigante para luego ofrecer raciones de sopa a nuestros hermanos indigentes.

Logramos repartir 75 raciones. 
Este plan pertenece a una iniciativa de Cáritas a nivel nacional que se ha implementado ya en distintas parroquias como respuesta a la grave crisis alimentaria que padece nuestro país. Ha sido nuestra primera vez. La organización es sencilla: cada grupo parroquial ofrece algunos alimentos y se compromete en alguna labor de logística.

El día pactado, todos nos reunimos con lo acordado y se monta la olla en un mechero. Los distintos miembros realizan una actividad: unos preparan el mechero, otros la comida, algunos sirven y hay también quienes reparten. En vista de que no todos los indigentes se acercan a la parroquia a comer, decidimos comprar envases con tapas para ir a su encuentro. Logramos repartir más de 40 envases con sopa. Tenemos una regla de oro: solo come gente con necesidad. Ninguno de los organizadores tiene permitido consumir nada de lo que se prepara. Todavía no sabemos con qué regularidad lo seguiremos haciendo. Todo dependerá del apoyo que nos brinden para la adquisición de los alimentos y envases. En cuanto a la logística, existe una entera disposición por parte de los miembros de los grupos parroquiales. La mayoría nos ha manifestado la gran satisfacción que sienten al prestar este servicio de caridad.

Quisiéramos, más adelante, añadir otros servicios como corte de cabello, atención médica primaria, aseo personal, etc… Con todo, el primer paso ha sido dado y poco a poco se irá fortaleciendo en la medida en que sigamos avanzando.

Paz y bien.

Más información en SERCADE

(SERvicio CApuchino para el DEsarrollo)
c/Lope de Vega, 45 -3º  (Madrid)
91-369.00.00
Coordinador: Xabier Parra

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Necesitamos rastreadores de estrellas.

En América Central y Caribe la trata de personas, afecta en un 64% a los niños