in , ,

La decisión equivocada. Por fray Manuel Romero, tor

Muchas veces erramos en nuestras decisiones. Unas por las prisas, otras por no sopesar las consecuencias; la mayoría por no saber qué buscamos.

nohaynadaqueensec3b1emasqueequivocarse-300x236

Pedro se equivoca, como tantas veces en el evangelio. Se equivoca dando un paso atrás en su vida de fe. Vuelve a la pesca de la que Jesús le sacó para enviarlo a reclutar corazones. La alegría del resucitado, plantado en medio de una habitación, ha dado paso al vacío por no situar a Jesús en su corazón.

Yo me equivoco y no está escrito en el evangelio. Me equivoco dándome la vuelta y no afrontando el futuro. No regreso a la pesca por ser de tierra adentro, pero me agazapo en lo conocido, en lo seguro, en lo “de siempre”. Dando la sensación de no fiarme de la providencia divina.

Pedro se extravía y aturde a los demás… se los lleva de pesca en la noche. Los engaña. No recogen nada, como el día en el que el Maestro los llamó por su nombre. Pedro tropieza con la misma piedra y se convierte en piedra de tropiezo para los demás. De ahí que Jesús resucitado haya de presentarse en la orilla para poner orden.

También yo extravío a los que están conmigo cuando los guío con criterios razonables. Con esos criterios jamás he recogido nada, y aún así intento convencer a los hermanos. Yo tropiezo con la misma piedra; la del sentido común y quito del horizonte el riesgo de la fe. De ahí que necesite mirar al evangelio para que  la Palabra ponga, en mí, orden.

Dice el evangelio que amanecía cuando Jesús aparece; como un sol. Es cuando todo cobra sentido: envía a pesar y recogen, invita a comer y comparten, Esa fue la tercera vez… Y no fue la vencida. ¡Consuelo por parecerme a Pedro y desatino por no fiarme del Maestro! Al menos creo que las ganas no me faltan y que, aunque torpemente, ando vistiéndome, tirándome al agua y trayendo redes como Pedro. Algún día atinaré… cuando el Resucitado me llamé de nuevo y me invite a ir hacia la orilla.

Via LCDLP

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

La Iglesia en España reclama ante la vulneración de derechos de los refugiados.

Sin Jesús no es posible. Por José Antonio Pagola