in , , ,

Granada, pederastas y responsables.

granadaLlevo varios días pensando si escribir esta entrada o no y llevo los mismos días con una sensación de estupor y asco a partes iguales.

Tengo los años suficientes dentro de la Iglesia para saber cómo funcionan determinadas cosas y los casos de abuso de menores que siguen saliendo a la luz me resultan cada vez más escandalosos.

No voy a entrar a debatir aquí si son pocos o si son muchos, si el porcentaje de casos en la Iglesia es inferior o superior a los que se dan en la sociedad civil, etc. La realidad es que estos “señores” vestidos de clériman están aprovechando una determinada estructura y posición para dar rienda suelta a sus más bajas pasiones.

El caso de Granada, España, que ha salido a la luz estos días tiene todos los componentes que se repiten, una y otra vez, en todo el mundo, a saber:

  1. Una “asociación” de perversos religiosos.
  2. Laicos que encubren, por activa o por pasiva.
  3. Responsables, Obispos o Arzobispos, que no se enteran (o no quieren enterarse) de nada.

El caso en cuestión corresponde a un joven de 24 años, abusado por un grupo de sacerdotes durante cinco años, desde los 12 hasta los 17. Nadie hizo nada, nadie se enteró de nada. Un día el joven, viendo las señales enviadas desde el Vaticano, se animó a enviar una carta al Papa Francisco, este le llamo y le animo a denunciar.

Estallo el escándalo. Ayer 3 sacerdotes y un laico fueron detenidos. El domingo pasado el Arzobispo de Granada, Mons Javier Martínez Fernández, realizo un gesto que me produjo más rechazo y asco todavía, se postro frente al altar en señal de ¿pedir perdón? De ¿arrepentimiento? No me quedo claro, su discurso vago y genérico, dejaba el gesto, solo en eso, un gesto. Me hubiese gustado escucharle decir “Pido perdón por mi incompetencia, porque yo, como pastor, he dejado que los lobos se coman a mis ovejas. Porque no he estado atento a lo que sucedía frente a mi casa. Porque no he sabido o querido prevenir el escándalo de los fieles encomendados a mi diócesis”.

Quisiera decirle, querido hermano obispo, que al hablar de los pecados de la “Iglesia”, de los escándalos de la “Iglesia” lo que intenta es diluir su responsabilidad entre todos.

A mí me escandalizan SUS pecados, SUS escándalos, los que usted, como pastor, permitió que sucedieran. Yo no soy responsable y no tengo que postrarme, ni arrodillarme, ni pedir perdón. Ni yo ni los millones que intentamos hacer de la Iglesia el lugar donde Cristo se hace presente a sus hermanos.

Las conductas que estos pervertidos han demostrado no se desarrollan de la noche a la mañana y me cuesta mucho creer que ningún superior, ningún formador, durante los largos años de formación para acceder al sacerdocio, haya detectado dichas conductas o inclinaciones. Tanto en este caso como en todos los otros, los responsables han visto esas conductas e inclinaciones y han dejado hacer y ser. Volviendo al caso de Granada, uno de los detenidos, el señor Francisco Javier Campos, no solo era párroco sino que era miembro del Tribunal Eclesiástico de la Curia. ASCO. ¡Este degenerado juzgaba la moralidad de otros! ¿Y quien lo nombro para ese cargo, desconocía sus inclinaciones?

¿Y nadie lo vio, nadie se enteró? Tres sacerdotes y un profesor de religión, abusando de, al menos, un menor durante cinco años. Montando orgias en chalets y pisos de lujo. ¿Y nadie se dio cuenta?

El Santo Padre nos está pidiendo TOLERANCIA CERO. ¡No hagamos oídos sordos! Denunciemos a todos y cada uno de los “religiosos” y laicos que están abusando de nuestros jóvenes, a todos y cada uno de los que administran mal el dinero de los fieles, los bienes de la Iglesia.

El estado sacerdotal no justifica todo, no ampara todo, no permite todo y los fieles laicos no somos actores secundarios en la Iglesia.

Los cristianos estamos muy acostumbrados a la metáfora de ser ovejas, tanto que nos hemos convertido en borregos. Crezcamos en nuestra fe, indignémonos y limpiemos la Casa.

Paz y Bien!

 

Gabriel

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Capitulo Regional de la OFS en Buenos Aires

El Papa en Turquia: Entrevista a Fray Martin Kmetec, director de OMP de Turquía