in , , ,

Fundación Franciscana: «El Papa nos alentó a seguir creciendo y mejorando»

Ayudan a más de 120 familias en situación de pobreza, canalizando la vocación de colaborar de muchos jóvenes hacia varios programas de educación y promoción social

La Fundación Francisca se encargan de ayudar a más de 120 familias en situación de pobreza, tratando de desarrollar sus capacidades y transformar su realidad a través de distintos programas que van de la educación a la salud. El fraile Gustavo Valenzuela, miembro de la comisión directiva, y José Castro Videla, integrante de la institución, contaron a Infobae cómo es el trabajo que desarrollan y que ha recibido el aliento del Papa Francisco.

Se trata de una organización sin fines de lucro, creada en 2006 con sede en el conurbano bonaerense, y cuyo objetivo es poner capacidades y dones al servicio de quienes se encuentran en una situación social desfavorecida.
Todo comenzó cuando un grupo de jóvenes se acercó a la «Casa de Jóvenes Hermano Francisco», buscando un espacio donde alimentar su vida espiritual. Allí se encontraron con que no era posible esa búsqueda pensando sólo en sí mismos, sin abrirse a «toda» la realidad. «No es fácil dar lugar a toda la realidad, por eso creo que tenemos una sociedad tremendamente evasiva, que fantasea con un mundo que no es este y entonces nos vamos encerrando cada vez más en nosotros mismos para defender esa ilusión. Estos jóvenes decidieron abrirse para cambiar la fantasía por un sueño del que puedan ser parte todos», explicó el fraile Gustavo Valenzuela.
Actualmente la Fundación tiene tres sedes, ubicadas en Moreno, Merlo y Tres de Febrero, y cuenta con 500 personas que participan de los programas. Las actividades que realizan van desde la estimulación temprana y alfabetización hasta micro emprendimientos, teniendo como objetivo poder trabajar con todos los miembros de la familia. Otros programas que desarrollan son juegoteca, promoción de la lectura, grupos de jóvenes, economía social, servicio de orientación al aprendizaje, psicología, asesoría legal, grupo de abuelos, salud, y un equipo social que visita los hogares y acompaña a las familias.
Con frecuencia la Fundación enfrenta situaciones nada sencillas de resolver: «Lo más difícil de trabajar con las familias en situación de pobreza son las necesidades que tienen, que son muchas y a veces muy urgentes. Se produce tensión porque la necesidad de dar respuesta a lo urgente a veces genera conflicto con el abordaje integral, sustentable y de calidad que proponemos, pero el cambio que se ve con el correr del tiempo es enorme y gratificante, porque ellos logran ponerse de pie, explotar sus capacidades y salir adelante», explica José Castro.
En sus tiempos de arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, enterado del proyecto, los alentó a seguir creciendo y mejorando. «Ya como Papa Francisco, el fraile Ramiro de la Serna, miembro del Consejo de la Fundación, se encontró con él en Roma y charlaron brevemente acerca de nuestro crecimiento», cuenta José Castro Videla.
 
¿Cómo se combate el flagelo de la droga?
Desde la Fundación Franciscana hay un intento constante de generar espacios en los que la gente se encuentre, pueda expresarse y, de la mano de la institución, vaya descubriendo el modo de transformar esa realidad. Valenzuela explica que en nuestros días todo está viciado por el inmediatismo y el cortoplacismo pero cuando diferentes generaciones se ven caminando juntas, de una forma creativa, crece la esperanza y la certeza de que «todo es posible». «Un joven abandonado, sin vínculos fuertes, desinteresados, es presa fácil para el consumo de sustancias que le ayuden a escapar de una realidad invivible», dice.
«El consumo de estupefacientes es amplísimo -denuncia-; de ahí que, en los hechos, pareciera que la venta está ‘parcialmente’ penalizada, pero el consumo, en cambio, está despenalizado desde hace años. Los adultos, pero también los jóvenes y hasta los niños, consiguen lo que quieren consumir sin ningún tipo de dificultad; pueden elegir hasta la calidad del producto. Cada vez son más los lugares en los que no parece ser necesario ocultar el hábito».
Aquellos que quieran colaborar con la Fundación lo pueden hacer ingresando a www.piesdescalzos.org.ar/

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Foto del Camión de Bomberos cargado con los alimentos que Junta Promotora de los Reconocimientos al Personaje Silencioso Villa de Bilbao entregó al Comedor Social de los Franciscanos de Iralabarri como resultado de la campa ‘Invita a Desayunar a un Niño’ (DEIA)

60 aniversario del Comedor Social de los Franciscanos de Iralabarri

La denuncia del Papa: «¿Hay dinero para las guerras y no para el trabajo?»