Franciscanos y Jesuitas, cómplices de una alianza declarada con los pobres, con los desposeídos de nuestra sociedad, con los vulnerables en su dignidad.

Los dones que Dios entregó por la acción el Espíritu Santo a Ignacio y Francisco, que ellos aceptaron para el bien y el servicio de toda la comunidad se transforma en maneras particulares de vivir determinados valores evangélicos haciendo presente a Jesús en sus vidas.

Hoy los franciscanos y jesuitas de Brasil se proyectan en la Revolución Laudato Sí – Brasil. Tal unión propone una “revolución” que incorpora un profundo cambio de paradigmas en la relación con la Tierra, nuestra “Casa común”; en defensa de los pobres y excluidos, concibiéndolos como interlocutores, no solo como destinatarios; en defensa de los pueblos indígenas y otras minorías; finalmente, en defensa de la democracia y contra todo tipo de autoritarismo.

Franciscanos y Jesuitas desde los primeros albores de américa construyeron juntos, pero por distintos caminos la identidad de este pueblo latinoamericano, para ello ambos grupos misioneros se inculturaron y desde el corazón comunitario prestaron especial atención al cuidado de los dones de la creación con la casa común y en la construcción de relaciones justas y respetuosas para ayudar a una población numerosa perteneciente a múltiples culturas, con múltiples lenguas y dispersa en el continente.

Liderando la organización de la Revolución Laudato Si – Brasil, están el servicio interfranciscano de Justicia, Paz y Ecología de la Conferencia de la Familia Franciscana de Brasil (Sinfranjupe), el Observatorio Luciano Mendes de Almeida (OLMA), el Movimiento Católico Global por el Clima. Los socios son el programa MAGIS Brasil y la Facultad de Filosofía y Teología de los Jesuitas (FAJE).

Los detalles de este nuevo camino serán conocidos con mayor profundidad en un webinar que tendrá lugar el 30 de septiembre, a las 20 horas, horario de Brasilia, con la presencia del teólogo Leonardo Boff y la teóloga María Clara Bingemer, que presentarán, basados respectivamente en la espiritualidad franciscana e ignaciana, los fundamentos inspiradores de este encuentro simbólico entre las dos tradiciones. La mediación será la de la antropóloga Moema Miranda, asesora de la Comisión Especial de Ecología Integral y Minería de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil – CNBB, y de la Red Eclesial Panamazónica – REPAM-Brasil. Las inscripciones se pueden hacer en la página de facebook: http://facebook.com/revolucaolsbrasil

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Los femicidios, expresión de un sistema patriarcal

Día Internacional de la Alfabetización – uno de los objetivos de la familia franciscana.