in ,

Franciscanos tiemblan de emoción ante Benedicto XVI

Via AM

Frailes franciscanos leoneses terminaron temblando luego de ver durante cuatro segundos al Papa Benedicto XVI en su paso por la ciudad.

Fray Alfredo Guadalupe Medrano apenas concluyó el segundo año de Filosofía y se encaminó con ocho de sus compañeros para hacer suyo el cruce de Hermanos Aldama y Adolfo López Mateos.

“Sentí que me vio y vi en él la mirada de Cristo, estoy muy emocionado, muy contento, es lo mejor que me puso haber pasado en la vida”, comentó.

El carisma de los franciscanos saltó de inmediato a la vista; con sus porras y cantos fueron el “alma de la fiesta”.

Con cinco años en la orden fraciscana, Fray Alfredo señaló que la alegría de esta comunidad res la que lo trajo a esta ciudad.

Aunque la pompa del Vaticano y en general de la Iglesia católica no es compartida por la orden, la humildadles permitió interactuar con la gente y contagiar la alegría que les causa la presencia de Benedicto XVI a León.

“Es una bendición de Dios que venga el Papa a nuestra tierra, nos hace reforzar la fe nuestra, la de las organizaciones católicas y la del pueblo, estamos contentos”, decía con un peculiar gusto y soltura al hablar.

Sumados a los votos de pobreza, castidad y obediencia, ésta última es la que destaca a su congregación hacia Benedicto XVI, “es nuestra máxima autoridad, le debemos toda la obediencia”.

En la historia Urbano y Sixto forman parte de los más de 200 papas que ha habido en la Iglesia católica, ambos franciscanos.

“Son nuestros grandes orgullos, el camino que seguimos, como a Cristo y al Hermano Francisco”.

En sus cinco años en la orden, Fray Alfredo compara el momento de al Papa en las calles, con la alegría que le invade al ayudar a bien morir a un enfermo o compartir los alimentos con sus hermanos, así como dar consuelo a algún afligido.

Viaja en bicicleta por la paz

 

Tex Sally Salomón viajó 26 horas para ver al Papa, pero no lo hizo de una manera común, ella tomó su bicicleta desde La Merced, en el Distrito Federal, y comenzó un viaje para transmitir la paz.

Sally salió en su bicicleta desde el jueves pasado, durante el camino conoció a una gran cantidad de personas que la ayudaron a cumplir su objetivo.

Por ejemplo, en Silao la ayudaron a reparar su bicicleta y pudo estar a tiempo en una zona segura para poder ver el recorrido del Papa Benedicto XVI.

“Llegué minutos antes de que fuera a pasar (Benedicto XVI), alcancé a verlo pasar y saludarlo…ahora quiero dormir afuera del Miraflores, ahí acamparé y mañana lo seguiré a Guanajuato en la bicicleta también, el mensaje es traer paz mediante estos viajes”, comentó sin bajarse de su bicicleta.

Sally encontró eco durante su recorrido en una gran cantidad de curiosos que se acercaban a preguntarle si en verdad logró llegar en poco más de un día a León para poder ver al Papa.

Después de estar atorada en el cierre de calles sobre el boulevard Juan Alonso de Torres, la ciclista pernoctó frente al Miraflores, a un costado de las vallas donde le impidieron el paso.

Crónica. Hace 28 horas de ‘aventón’

 

Veintiocho horas de viaje de “aventón” desde Tehuacán, Puebla, hasta Guanajuato hizo Eduardo para ver por diez segundos al Papa Benedicto XVI.

Eduardo Díaz Gutiérrez caminó entre la multitud que ya había arribado a la avenida principal de la salida del Aeropuerto del Bajío a Colonias Nuevo México, una valla humana formada desde las 10 de la mañana del viernes 23 de marzo.

En la zona se mezclaba de todo tipo de personas rescatistas, seguridad, prensa, peregrinos, vendedores, políticos, empresarios, actores, cantes y más estaban todos ahí.

Eduardo, a sus 38 años, decidió viajar solo desde Tehuacán, Puebla, de “aventón” como él lo dice, formando parte de más de 30 mil fieles que arribaron al sitio para darle la bienvenida a Benedicto XVI en el hangar uno del Aeropuerto Internacional de Guanajuato.

Con un cartel en la mano de la Virgen de Guadalupe, Benedicto XVI y Juan Pablo II, elaborado a base de recortes y con letras impresas por el portador que decían “Benedicto XV Guanajuato Tehuacán”.

Eduardo Díaz se sentó al lado del estacionamiento principal custodiado por elementos de Seguridad del Estado Mayor Presidencial, que contaba vallet parking traído desde la Ciudad de México para dar un trato de primera a los asistentes “especiales” para recibir al Sumo Pontífice.

El peregrino de Tehuacán observó como poco a poco miles de personas fueron llegando al lugar, ya que el viernes 20 de marzo a las 4:30 de la tarde se había ya anunciado la llegada del Papa a tierras guanajuatenses.

Eduardo pidió auxilio a un socorrista de la Cruz Roja, que formaba parte de 366 brigadistas por toda la zona tan sólo de esa institución, apoyados por Bomberos, Protección Civil y la Secretaría de Salud de todo el país.

“No tienes un poco de agua que me regales”, comentó Eduardo al voluntario, que observaba con mucho cuidado a las invitadas VIP, entre ellas Elba Ester Gordillo, que se mezclaba en el lugar entre las esposas e hijas de los políticos y empresarios de todo México.

Una bolsa de agua le fue otorgada al peregrino, quien cansado se sentó en la orilla de la banqueta mientras las camionetas Suburban, con fuertes dispositivos de seguridad.

Crónica. Quedan afónicos

Llegan trece tarahumaras

Veintehoras horas de camino para llegar a León y cinco horas de espera fue lo que 13 mujeres de la Diócesis de la Sierra Tarahumara hicieron para ver pasar a Benedicto XVI sobre el bulevar Aeropuerto.

Desde las 12:30 del día, vestidas con sus típicos atuendos y sobre rebozos, se sentaron en primera fila, frente al fraccionamiento Club de Golf La Hacienda. Estuvieron acompañadas por Lourdes Oliva Briones, quien viajó como encargada del grupo.

Luego de ver al Santo Padre y recibir su bendición mientras el Papamóvil recorría el bulevar Aeropuerto a una velocidad superior a la esperada, las integrantes de la Diócesis de la Sierra Tarahumara esperan con ansias la misa de mañana, el motivo principal por el que visitaron León.

“Hoy aprovechamos para ver pasar al Papa y mañana (hoy) no sabemos si iremos a uno de los recorridos, pero el domingo, sin duda, iremos a la misa”, aseguró Juana Oliva Briones, una de las mujeres mayores del grupo, conformado por hasta niñas de 13 y 15 años.

Desde las 3:30 de la tarde, los fieles ocuparon cualquier espacio disponible en la banqueta o camellón del bulevar y gritaron porras hacia el Papa, como “¡Benedicto, México te quiere!”.

“¡Benedicto, hermano, León te da la mano!”, gritaron vecinos del Club de Golf la Hacienda y terminó siendo cantado por gente del otro lado de la calle.

Instalan hospital móvil frente a Miraflores

 

A las 6:00 de la mañana de ayer, inició un operativo de salud con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Guanajuato.

Un despliegue de mil 900 elementos de salud, entre paramédicos y asistentes, se distribuyeron en la primera ruta del recorrido del Papa.

Humberto Cardona, coordinador estatal de Capacitación de la Cruz Roja, manifestó que para este evento se capacitaron a 3 mil personas, quienes se sumarán a los largo de los días de estancia de Su Santidad en el estado, para ofrecer apoyo médico a los visitantes.

Dentro del operativo, se estableció un campamento médico frente al Colegio Miraflores, donde se instaló un tráiler con servicio de terapia intermedia y de choque.

Además, se ubicó un hospital móvil con ocho camastros, donde se atendieron principalmente insolaciones.

“Ofrecimos un curso especial de capacitación que denominados ‘Atención médica en eventos masivos’, que sirvió para tener una línea de atención paralela a los usuarios”, comentó.

Cardona aseguró que están coordinados con las dependencias de Protección Civil y la Secretaría de Salud para establecer una línea de servicio permanente a los visitantes.

En el recorrido se habilitaron además 35 ambulancias, que tendrán un horario de atención de 6 de la mañana a 11 de la noche.

Para la misa multitudinaria, en el Parque Bicentenario estarán a disposición 65 ambulancias, con 2 mil paramédicos.

Para el operativo, la Cruz Roja se apoyó de las delegaciones de Querétaro, San Luis Potosí, Jalisco, Michoacán, Estado de México y Guanajuato.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Valencia solidaria con Hesed Perú

Proyecto de fraternidad franciscana de inserción