in

Franciscanos comienzan inédita campaña para reunir fondos en Chile.

Visitas guiadas para sensibilizar, reuniones con empresarios y una colecta pública son algunas de las medidas. Los recursos se sumarán a los que ya entregó el Consejo de la Cultura y las Artes y que ascienden a los 60 millones de pesos.

20

El plazo fatal para el comienzo de las obras de la segunda etapa de restauración de la Iglesia San Francisco vence impostergablemente en septiembre. Ese mes, deberá hacerse efectivo el aporte que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes entregó a los franciscanos a través del Fondo de Reconstrucción Patrimonial, con el compromiso de que la entidad religiosa debe contar con el cincuenta por ciento restante.
Es decir, a los 60 millones de pesos aportados por el CNCA, la comunidad religiosa debe sumar 60 más para el comienzo de las obras que dejarán el templo habilitado para su uso definitivo. Es por esto, que la Iglesia San Francisco, con la cooperación de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, se embarcará en una inédita campaña que permita durante el llamado Mes de la Solidaridad, conseguir los recursos faltantes.
El párroco Máximo Cavieres explicó ayer los alcances de este ambicioso desafío junto al alcalde Sergio Zarzar y al director regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Juan Eduardo King. “Cuando hablamos de patrimonio, sabemos que pertenece a todos y no sólo a los fieles. En este sentido, a todos los chillanejos. Es como San Francisco, que es una figura no sólo para los católicos, sino que para la humanidad. La historia de la presencia franciscana le pertenece a Chillán porque ha estado desde su fundación”, dijo.
“Este mes vamos a comenzar una campaña que nos permita reunir los fondos que faltan a los ya donados por el Consejo de la Cultura y las Artes. Queremos abrir nuestras puertas a la comunidad para que vea por sí misma en las condiciones que han quedado tanto el templo como el convento. Para esto, vamos a iniciar circuitos guiados por el edificio todos los sábados de agosto, previa inscripción de los interesados en conocer la arquitectura”, indicó.
El párroco añadió que este 24 de agosto se realizará un cóctel solidario con empresarios de la zona con el fin de que también puedan recorrer las dependencias del edificio. Adicionalmente, personal del Consejo de la Cultura y las Artes explicarán a los empresarios respecto del uso de la Ley de Donaciones Culturales, más conocida como Ley Valdés.
“Lo último es la realización de una colecta en las calles de la ciudad que se llevará a cabo este 31 de agosto. Necesitamos reunir 60 millones para terminar la reconstrucción del templo. El edificio del convento es también de la época de la cuarta fundación de Chillán y creo que no hay otro edificio de esas características. El templo es el núcleo central y se ha formado esta asociación de Amigos del Patrimonio Franciscano, que no sólo velará por terminar el templo, sino también va a salvaguardar el patrimonio”, añadió el párroco.
Asimismo, existe una cuenta corriente de la comunidad franciscana para realizar aportes. Se trata del número 64111930 del Banco Santander.

El papel del consejo de la cultura
Por su parte, el director regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Juan Eduardo King, aseguró que “la Iglesia San Francisco merece toda nuestra atención. El Consejo ya ha entregado algunos recursos con el compromiso de que sea la comunidad la que reúna el resto. Las medidas me parecen adecuadas, sobre todo en cuanto se refiere a la utilización de la Ley de Donaciones Culturales, algo en lo que hemos estado haciendo hincapié por los beneficios tributarios que trae consigo sobre todo con las modificaciones que se han aplicado”.
“No hay que olvidar tampoco la biblioteca y el museo, eso hay que arreglarlo para que tome el valor patrimonial que tiene. Entiendo que muchos libros de esta biblioteca de la comunidad franciscana fueron trasladados a Santiago y hay una tarea ahí de recuperación, hacer un espacio en donde los libros puedan ser depositados y que no se deterioren. Hay que salvar este patrimonio. Sabemos que la tarea inmediata es reunir los recursos y terminar el templo, pero siempre pensando en traer de vuelta los elementos que formaron parte tanto del museo como del convento y la biblioteca”, aseguró el director regional.

Via La Discusion

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Proyecto QIQAJON de la OFS en Italia.

Carta de la Madre Presidenta de las clarisas en España, en la solemnidad de Santa Clara