in

Frailes de Asís recuerdan que «la paz del mundo es posible»

Via Aciprensa

Los frailes franciscanos conventuales Jorge Fernández y Abel García recibieron el jueves la visita del Papa Benedicto XVI en Asís, recordaron que la paz en la Tierra es posible y animaron a todos a unirse a los esfuerzos del Santo Padre por unir a las religiones del mundo.

En una entrevista concedida a Radio Vaticana, el Fraile Abel García, franciscano conventual de España, recordó a todos los hombres de buena voluntad que «es verdad que el mundo está viviendo una situación muy difícil muchos países en guerra, muchos conflictos abiertos, pero la paz es posible, hay que buscarla y hay que quererla».

Con motivo del 25 aniversario del primer encuentro que el Beato Juan Pablo II inició por la paz en Asís, el Papa Benedicto XVI quiso lanzar un nuevo impulso de reflexión con todos los líderes religiosos para conseguir instalar en el corazón de todos los habitantes del planeta el deseo por la paz, la justicia y el amor.

El fraile Abel indicó que se puede alcanzar la paz a través de la promoción de los verdaderos valores que dan sentido a la vida, porque «no se puede encontrar la paz simplemente firmando acuerdos o firmando documentos, hay que buscarla poniendo de acuerdo los corazones».

«Para nosotros cristianos lo más importante es que si el mundo se aleja de Dios, si el mundo no vuelve de alguna manera a poner en el centro de su vida, de su búsqueda de los bienes espirituales, principios, valores sobre los que construir nuestra sociedad, sobre los que construir nuestras relaciones interpersonales, pues será muy difícil que podamos encontrar la paz», afirmó.

El fraile argentino Jorge Fernández, franciscano conventual y Asistente General para América Latina, recordó desde Asís, que todos están invitados a sumar sus oraciones para a conseguir la paz y la justicia en el mundo.

En declaraciones a Radio Vaticana explicó que la verdadera contribución comienza por la pequeñas cosas, «cada uno ha ser un instrumento de paz en su lugar de vida, de familia, de trabajo, y también en su rol social, acompañando, promoviendo las actitudes de paz de las naciones, de los pueblos, de unos con los otros, no discriminando», concluyó.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Mensaje Final del XIII Capítulo General OFS

¿Dónde están Francisco, Domingo e Ignacio?