in ,

Familias que explican Amoris laetitia a familias

El salesiano Francesc Riu es uno de los misioneros de la misericordia nombrados por el Papa Francisco al inicio del último Jubileo. En colaboración con dos matrimonios, un diácono permanente y una pareja de novios, ha publicado La alegría del amor (Edebé), tres volúmenes que contienen la exhortación Amoris laetitia con comentarios y propuestas para matrimonios, asociaciones familiares, agentes de pastoral familiar y parejas de novios. El 29 de marzo los presentan al Papa junto al arzobispo de Barcelona

Francesc Riu ya escribió en su día Carta del Papa Francisco, ecología integral, que fue presentado el año pasado en Madrid y Barcelona por los arzobispos de ambas diócesis, el cardenal Osoro y monseñor Omella. Gracias a estos encuentros, ambos obispos animaron al autor a hacer lo mismo con la exhortación Amoris laetitia.

Un grupo formado por dos matrimonios, una pareja de novios y un diácono permanente han tomado la exhortación para ofrecer «una lectura más comprensible de Amoris laetitia», explica el diácono permanente Ramón Ollé, también delegado de Medios de Comunicación del Arzobispado de Barcelona.

El método de trabajo ha consistido en «reunirnos en grupo leyendo cada capítulo y compartir qué nos sugería. La reacción en general fue de mucho entusiasmo, porque salieron muchas luces y matices de lo que Amoris laetitia aporta a la vida familiar», afirma Ollé, quien recuerda que «pusimos mucho énfasis en los capítulos 2, 4 y 9», los dedicados a la realidad de las familias y sus desafíos, las claves del amor matrimonial y la espiritualidad familiar.

Los libros, además de ofrecer el texto completo de la exhortación del Papa en un formato ágil, con imágenes y fotos actuales y reconocibles por las familias de hoy, incluyen al final de cada capítulo una serie de comentarios y propuestas para el debate. Además, concluye con un glosario que aclara y explica los conceptos más relacionados con el matrimonio y la familia.

La perspectiva de los novios

El objetivo del libro es que sirva de ayuda a matrimonios, familias, grupos y asociaciones familiares, y también a los novios que se preparan para el matrimonio. Es el caso de María y Marc, que participaron en la redacción del libro. Llevan de novios tres años y medio, y el 23 de septiembre se casan, aunque son conscientes de que lo hacen en medio de un ambiente que no siempre acompaña las decisión del para siempre. «Quisimos dar este paso porque la fe es muy importante para nosotros. El signo de pasar por la Iglesia supone en nuestro caso seguir un camino de fe que llevamos haciendo desde pequeños en nuestras familias. Tenemos confianza en que nos irá bien porque Dios nos ha puesto el uno al otro en nuestro camino. No tenemos miedo y sí mucha ilusión».

Ambos reconocen que «la mayoría de nuestros amigos viven con sus novios o sus novias, pero nosotros no tenemos miedo de ir a contracorriente». Para apoyar su proyecto subrayan sobre todo unas palabras del Papa en la exhortación: «El matrimonio es el icono del amor de Dios», de ahí que «nosotros queremos imitar ese modelo. No tenemos garantías al 100 %, pero con Dios y con ese amor podemos perdonar, ser misericordiosos y vivir nuestro amor con alegría. Para siempre».

Los difíciles primeros años

Marisa y Josep María son uno de los matrimonios que han participado en el proyecto. Están muy implicados en los cursillos prematrimoniales que se imparten en la diócesis de Barcelona. «Muchos vienen con la idea de que les van a dar unas clases –explica Marisa–, pero no es así. Nosotros queremos ayudarlos a reflexionar sobre su proyecto de vida, sobre el paso que van a dar». Para ello ofrecen un trabajo basado en el diálogo, ofreciendo pistas para que las parejas hablen de su relación y de su futuro matrimonio para la sesión siguiente, para lo cual servirá de ayuda esta edición comentada de Amoris laetitia.

Ambos constatan que «la gente acaba los cursillos con otra idea de la Iglesia. Salen con una imagen más positiva de la Iglesia, mucho más cercana y normal». Aunque advierten también de que «sería necesario hacer otro cursillo después de la boda, porque a los pocos años, cuando empiezan a llegar los hijos, surgen también problemas, y sería muy positivo haber hablado de las dificultades que surgen en esos primeros años de vida matrimonial».

Lo mismo opinan Yolanda y Jordi, el otro matrimonio que ha colaborado en la redacción del libro: «En nuestras reuniones hemos insistido mucho en la importancia de estos primeros años. Hay muchos grupos de matrimonios en la Iglesia, pero para los primeros años no hay líneas de acompañamiento, y es el momento más difícil. Hay que hacer un gran esfuerzo ahí, porque muchos de estos chicos pasan de grupos de jóvenes a nada…», cuenta Yolanda.

Acompañar paso a paso

Yolanda y Jordi destacan que «lo que más valoramos de la exhortación después de trabajar con ella es la actitud de acompañamiento que subraya el Papa. La vida familiar hoy es compleja, y el Papa lo sabe y lo reconoce. Pero aun así subraya la importancia de la belleza de la vida familiar, que continúa a pesar de los problemas que pueda traer la convivencia».

Sobre las situaciones que se alejan más del ideal, ambos responden que «no se trata de hablar de ideas, sino de personas. Si no responden al modelo ideal de familia, ¿qué haces? ¿Los echas? En este acompañamiento hay que ayudar a discernir, ayudar a estas personas a dar pasos, acompañar en un camino y puedan discernir lo que Dios les pide. Pero sintiéndose acompañados, no echándolos de la Iglesia».

Además, valoran el acierto de poner la familia en el centro de la reflexión de la Iglesia hoy, porque lamentan que, «a la pastoral familiar se le dedican muy pocos esfuerzos. La Iglesia está más centrada en la pastoral social y en la pastoral juvenil, pero la familiar está en un segundo lugar. Hace falta que los sacerdotes estén más formados en pastoral familiar».

En este sentido, Marisa y Josep María resaltan que Amoris laetitia «es un texto para todo el mundo. Y no solo los creyentes, porque recoge valores muy del Evangelio pero que son también para todas las personas».

Todos ellos están trabajando con los libros en sus respectivos grupos de matrimonios, porque, como dicen Marisa y Josep María, «siempre es mejor que la gente lea esto, y no las revistas del corazón».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

Via AlfayOmega

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Franciscanos conmemoran vida y obra de Monseñor Romero

«Este es realmente el salvador del mundo» Juan 6,43