in , ,

Facultad de San Buenaventura: entre Asís y Ragusa

intro

El carisma franciscano y el diálogo intercultural están, hasta el próximo otoño, en el  centro de dos importantes proyectos de la Pontificia Facultad teológica de San Bonaventura, Seraphicum, con dos realidades muy distintas entre sí: Asís, ciudad de San Francisco, y Ragusa, donde conviven muy distintas culturas.

Hace unos días, el custodio del Sacro Convento de Asís, fr. Mauro Gambetti, y el Definitorio en pleno, estuvieron presentes en el capítulo conventual delSeraphicum. Fue un momento de excepcional importancia para el Seraphicum, tanto más cuanto que “nos encontramos en una fase histórica –subrayó del Guardián, fr. Feice Fiasconaro- en la que crece el deseo de nuestros contemporáneos de ver a Francisco y de conocer el carisma franciscano”.
Los franciscanos, siempre atentos a las exigencias del hombre, han puesto la primera piedra de un proyecto nacido de un intercambio de puntos de vista entre fr. Gambetti y el presidente de la Facultad, fr. Domenico Paoletti, con un significativo momento de encuentro en enero, cuando los hermanos del Seraphicum reflexionaron durante tres días, en Asís, sobre el actual mensaje de esta ciudad.
“La común voluntad –explica fr. Paoletti- de conjugar corazón y mente, o Asís como centro del carisma franciscano y el Seraphicum como centro de formación académica y cultural. Una buena ocasión de intercambio recíproco entre las dos realidades más significativas de la Orden, para recuperar y promover la cultura en nuestros conventos a través de una mente que ama y un corazón que piensa, según la aproximación sapiencial típica del franciscanismo”.
La colaboración entre estos dos centros franciscanos permitiría un recíproco intercambio: por una parte la participación de los hermanos del Seraphicum en la pastoral del santuario y, por otra, extrayendo de Asís renovados estímulos espirituales y, también, en el plano del encuentro y del diálogo.
Y a propósito de encuentro, hace unos días la Facultad firmó el acta de colaboración, aprobando el estatuto de la Cátedra de diálogo entre las culturas con sede en Ragusa. El encuentro entre el presidente Paoletti, el Obispo de la ciudad siciliana, Mons. Paolo Urso, y fr. Biagio Aprile, director de la Cátedra, formalizó una sinergia de años para responder al reto de los flujos migratorios que hacen de la tierra ragusana un cruce de razas, culturas y religiones.

Elisabetta Lo Iacono

Via OFM CONV

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Lo mejor de tu vida…

Encuentro con los frailes jóvenes de la Conferencia Nord-Eslávica