in ,

Estos son los nuevos mártires de la Familia Franciscana

El día 26 de abril del 2016, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia privada a Su Eminencia Revenrendísima el Señor Cardenal Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos. En el curso de la audiencia el Sumo Pontífice ha autorizado a la Congregación para promulgar los decretos concernientes a:

El martirio del Siervo de Dios Mons. Vincenzo Prennushi, OFM, Arzobispo de Durazzo y Primado de Albania, y 37 Compañeros, asesinados en odio a la fe en Albania en los años 1945 – 1974.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Sosio del Prete, sacerdote profeso de la Orden de Hermanos Menores, Fundador de las Hermanas “Pequeñas Esclavas de Cristo Rey”, nació el 28 de diciembre de 1885 en Frattamaggiore, en la Diócesis de Aversa y provincia de Nápoles, y muerto en Nápoles el 28 de enero de 1952.

Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Ilia Corsaro, perteneciente a la Tercera Orden Franciscana, Fundadora de las Hermanas “Pequeñas Misioneras Eucarísticas”, nacida en Ercolano, Arquidiócesis de Nápoles, el 4 de octubre de 1897 y muerta en Bagnoli, diócesis de Pozzuoli el 23 de marzo de 1977.

Los Frailes Menores Mártires en Albania

En la segunda mitad del siglo XX, Albania se encaminó a ser uno de los Estados comunistas más fuertemente adversos a la esperiencia religiosa del hombre, en particular al catolicismo.

En 1967 se proclamó el primer Estado ateo del mundo. La persecusión detonada de esta falsa ideología se efectuó sobre toda clase de creyentes, clero, religiosos y laicos, jóvenes y ancianos, de toda clase social y cultural. Estos vinieron ferozmente asesinados, humillados con falsos procesos públicos, acusados de inexistentes cospiraciones, todo con el fin de eliminar de un todo en la nación el Nombre Santísimo de Dios. Muchos de los cuerpos de los asesinados fueron ultrajados después de la muerte: sepultados bajo la basura, arrojados a los perros, aventados a fosas comunes. En esta basta lista de víctimas se distinguieron 38 testigos de la fe católica, pertenecientes a varias Diócesis, cuyo martirio se efectuó entre el año de 1945 y el 1974. Se trata de 2 Obispos, 21 Presbíteros Diocesanos, 7 Frailes Menores, 3 Jesuitas, 4 Laicos y 1 Seminarista.

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]

La Orden de Frailes Menores se honra de tener en el grupo ocho próximos beatos. Ante todo es necesario resaltar al jefe de este grupo, Mons. Vinçenc Prennushi, OFM, Arzobispo de Escutari, Primado de Albania, nacido en 1885, dos veces Ministro Provincial, muerto el 19 de marzo de 1949 en la cárcel de Durazzo por los maltratos recibidos. Le siguen después, en orden cronológico de martirio:

Padre Gjon Shllaku, OFM, sacerdote, nacido en el 1907, condenado a ser fusilado en Escútari el 4 de marzo de 1946.
Padre Bernardin Palaj, OFM, sacerdote, nacido en 1894, muerto en cárcel en Escútari el 2 de diciembre de 1946 ex aerumnis carceris.
Padre Serafin Koda, OFM, sacerdote, nacido en 1893, muerto a causa de las torturas en Lezhë el 11 de mayo de 1947.
Padre Çiprian Nika, OFM, sacerdote, nacido en 1900, fusilado en Escútari el 11 de marzo de 1948.
Padre Mati Prendushi, OFM, sacerdote, nacido en 1881, fusilado en Escútari el 11 de marzo de 1948.
Padre Gaspër Suma, OFM, sacerdote, nacido en 1897, muerto el 16 de abril de 1950 en Escútari por las torturas recibidas y sin asistencia médica.
Padre Karl Serreqi, OFM, sacerdote, nacido en 1911, muerto el 4 de abril de 1954 en Burrel por los maltratos recibidos y sin asistencia médica.

A la familia franciscana pertenece también la única mujer del grupo, Marije Tuci, laica, aspirante a la vida religiosa entre las Hermanas Franciscanas Estigmatinas, nacida en 1928, muerta el 24 de octubre de 1950 en Escútari por las torturas recibidas.

Todos los Siervos de Dios aceptaron en modo ejemplar su injusta condena: aceptaron cada sufrimiento con espíritu de paciencia, de fuerza y de auténtica fe. En el momento de la muerte tuvieron en sus labios palabras de perdón por los perseguidores y de confianza a Dios, por sí mismos y por la martirizada patria. La dolorosa situación de los católicos albaneses tuvo fin con la disolusión del régimen comunista. El 4 de noviembre de 1990 la celebración de una Santa Misa en el cementerio católico de Escútari señaló la reanudación de la profesión pública de la fe católica. Inmediatamente la Iglesia advirtió la necesidad de custodiar la memoria de tantos sufrimientos y de episodios de fidelidad y testimonianza evangélica. En virtud de la pertenencia a la Orden de los Frailes Menores del jefe de grupo y de un nutrido grupo de mártires, el decurso de la Causa fue confiada a la Postulación General de la Orden, al Rev.mo P. Luca M. De Rosa, ofm, el 25 de abril del 2002.

Del 10 de noviembre de 2001 al 8 de diciembre de 2010 a través de la Curia diocesana de Escútari se desarrolló el Proceso diocesano super adserto martyrio por los 38 Siervos de Dios, que resultó singular por al amplitud de las declaraciones procesuales en número de 452, y cuya validez jurídica fue reconocida de la Congregación de las Causas de los Santos con Decreto del 9 de marzo del 2012. Preparada la Positio, el 17 de diciembre de 2015 se celebró el Congreso de los Teólogos y el 19 de abril del 2016 la Sesión Ordinaria de los Padres Cardinales y Obispos.

Via OFM

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Francisco: «no digas una cosa y hagas otra, no tengas una doble vida!»

125 años de la Rerum Novarum de León XIII