in , ,

Estad tranquilos «guardianes» de la ortodoxia….

Llevo mucho tiempo diciendo que el Papa Bergoglio de progre tiene poco. Lo conozco bien. El Papa Francisco es un férreo defensor de la Doctrina pero entiende bien que la Iglesia debe ser misericordiosa. La Iglesia debe abrir puertas no cerrarlas. En este sentido dice y hace.

Me da risa leer en portales «católicos» ataques al Papa, me genera estupor leer y escuchar a comunicadores «católicos» que, sin vergüenza alguna, dicen del Papa verdaderas barbaridades. ¿Y sabéis por que? Porque están aterrados ante la posibilidad de que el Papa y el Sínodo autoricen la comunión a los divorciados vueltos a casar. ¡Dios nos libre! ¡Que herejía! (modo irónico).

Quedaros tranquilos, no podréis acusar al Papa de hereje, tendréis que buscar otras excusas para atacarlo…

En el vuelo de regreso a Roma le preguntaron:

Queremos saber si su «motu proprio» sobre la regulación de la nulidad matrimonial ha cerrado este debate. ¿Qué responde a aquellos que temen que con esta reforma la creación de facto del llamado divorcio católico?

Y el Papa responde:

«Empiezo por la última. En la reforma de los procesos he cerrado la puerta a la vía administrativa, que era la vía por la cual podía entrar el divorcio. Y se puede decir que aquellos que piensan en el divorcio católico se equivocan porque este último documento ha cerrado la puerta al divorcio que podía entrar por la vía administrativa. Siempre está la vía judicial. Después, la reforma  la habían pedido la mayoría de los padres sinodales en las reuniones del año pasado. Hacía falta reducir los procesos. Había procesos que duraban diez, quince años. Una sentencia, y luego otra sentencia, y una apelación y otra apelación y no se terminaba nunca. La doble sentencia, cuando era válida, fue introducida por Benedicto XIV, porque en Centroeuropa, no digo el país, había algunos abusos, y para pararlos él introdujo la doble sentencia. Pero no es una cosa esencial al proceso. Los procesos cambian y la jurisprudencia cambia y se mejora siempre. Este documento, este motu proprio, facilita los procesos en el tiempo, pero no es un divorcio, porque el matrimonio es indisoluble cuando es sacramento, y esto la Iglesia no lo puede cambiar, es doctrina, es un sacramento indisoluble.»

 

¿Esta claro? ¿Porque los portales y medios «católicos» que solo se dedican a atacar no publican esto? Porque no les interesa la doctrina, solo sus propios intereses. Quizás les molesta que el Papa tenga en mente una Iglesia «pobre y para los pobres»… Dios nos libre de encontrarnos con esos harapientos en nuestros sagrados templos… (Modo irónico otra vez)

Paz y Bien!

 

Gabriel López Santamaría, ofs

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Defendamos a la familia porque en ella se juega nuestro futuro, dijo el Papa

Ritual para la misa en la fiesta de San Francisco.