in ,

Entrevista a Fray Gerónimo Martina y Raúl Danielli, nuevos parrocos en Corrientes, Argentina

Via Manos Fraternas

En una charla muy amena y, mate por medio, Fray Raúl y Fray Gerónimo, nos recibieron en el Convento San Francisco Solano para conversar sobre algunos temas de interés para las comunidades de la parroquia y Santuario «Nuestra Señora de la Merced» y de la parroquia «San Francisco Solano».

Referencias:
F. G. Fray Gerónimo
F. R: Fray Raúl

1. Si están de acuerdo, para que sus comunidades, puedan conocerlos, nos gustaría que nos cuenten un poquito de su vida. Lugar de origen, algo sobre su familia.

F. G. Nací en San Lorenzo, Santa Fe, en una familia de clase obrera, con valores cristianos, mi mamá pertenecía a la OFS. Somos 6 hermanos, de los cuales dos somos religiosos franciscanos.

F. R. Soy oriundo de Rincón de Nogoyá, un pueblito muy chiquito en Victoria, Entre Ríos. Somos 11 hermanos, de los cuales yo soy el número 10, que crecimos en el campo. Crecí un poco alejado de Dios y a los 24 años, descubro el sentido de mi vida en Dios.

2. ¿Cómo se despertó la vocación religiosa en uds.? ¿Cómo descubrieron el llamado del Señor a esta entrega de vida?

F. G. Yo fui descubriendo el llamado, mi vocación cristiana dentro de un grupo juvenil de la Acción Católica, luego mi vocación franciscana y a los 18 años entré al Convento San Carlos de San Lorenzo.

F. R. A los 24 años sentí que Dios le daba sentido a mi vida vacía, fui descubriendo a una Iglesia que desconocía. Hasta que le pregunté al Señor: ¿qué más querés que te de? Entonces, entendí que era todo, para poner a su servicio. El Padre Gerónimo fue mi promotor vocacional, mi acompañante. La elección del camino franciscano se dio cuando vi al Padre Hugolino Scozzina barriendo las hojas del patio del convento San Carlos, en San Lorenzo y luego lo veo siendo mi maestro. Ese detalle de humildad, fue el primer impacto y el que hizo que diga: aquí quiero estar.

3. ¿Cuáles eran sus ideales al profesar sus votos como frailes y como sacerdotes?

F. G. Mi ideal siempre fue la misión. En ese tiempo, ir a Formosa a misionar, era como ir a África hoy. Así estuve 40 años en la provincia de Formosa, misionando en zonas de frontera. El Padre Buenaventura Giuliani estuvo en esa zona también en la fundación de los centros misioneros Tacaagle a 150 km. De Asunción (Paraguay) y San Francisco del Laishi a 75 Km. Formosa Capital.

Mi misión consistió en animar comunidades cristianas en zonas rurales y ser párroco en pueblos rurales. Serví también 12 años como Director Diocesano de Catequesis en Formosa. Estuve también como Promotor Vocacional y en la Pastoral de jóvenes. Desde hace años estoy como Asistente Espiritual de las fraternidades laicas y Juventud Franciscana en la Orden Franciscana Seglar.

F. R. También mi ideal fue la misión rural, acrecentar el ideal de Iglesia misionera. Trabajé en colonias del norte de Formosa, acrecentando el ideal de la Iglesia Misionera, viviendo esa Misión en familia, en fraternidad, por eso la elección de esta orden. Como sacerdote, fue elegir seguir sirviendo en todo al Señor, desde lo Pastoral, lo Ministerial, lo Sacerdotal, lo Litúrgico.
4. ¿De qué comunidades están viniendo?

F. G. De San Miguel, en Buenos Aires.

F. R. De la Parroquia San Francisco Solano, de Rosario.

5. ¿Cómo encontraron sus actuales comunidades?

F. G. Encontré una comunidad en bastante armonía y organización como fruto de los últimos años contando con la presencia de la Fraternidad Franciscana y el P. Pablo Ferreira. Manifestaron responsabilidad llevando adelante todas las actividades parroquiales durante varios meses sin Párroco. Como en tiempos de Francisco de Asís, la Iglesia está derrumbándose y tendremos que edificar una comunidad nueva para un nuevo templo. Mientras tanto estamos mejorando el Salón Parroquial para las celebraciones.

F. R. Aún me parece muy reciente para dar una opinión, creo que es un tiempo de escucha, conocimiento y discernimiento de los miembros de la comunidad.

6. ¿Cuál es el desafío al que se enfrenta un fraile en 2012 en Corrientes, en Argentina y en el Mundo?

F. G. Somos Iglesia en Corrientes y como en todo el mundo pluralista, diversa, en permanente tarea de hacer la unidad y actualizar el vivir el Evangelio en proceso de conversión.

F. R. Para mí, el desafío más grande es permanecer fiel al pueblo de Dios, ante las distintas situaciones que constantemente están atacando a ese pueblo de Dios. Ser fieles a la Iglesia y a lo que el Espíritu Santo va suscitando, también es un desafío continuo, como lo es el lograr una Iglesia que es toda ministerial.

7. ¿Qué ideas, proyectos, expectativas, sueños, traen con uds. para ofrecer en estas nuevas comunidades?

F. G.
 Traigo el proyecto de asumir, junto con la comunidad, el desafío de redescubrir la riqueza del Evangelio y, personalmente, acompañar adecuadamente este proyecto de búsqueda y Misión compartida.

F. R. Tengo el sueño de construir una Iglesia toda ministerial, en clave de Misión Compartida. En la vida, la misión y la decisión el Pastor junto a su pueblo, formando una comunidad que trabaja en la Evangelización. Es decir, como ya lo vemos desde el Concilio Vaticano II, una Iglesia horizontal, el Pastor acompañando al pueblo, exigidos a vivir esa realidad eclesial.

8. Fray Raúl, la participación de los laicos en la vida de la Iglesia, ha ido en aumento año a año ¿Qué expectativas tiene en relación a la respuesta de nuestra comunidad para los diferentes servicios? ¿y cree que será necesario acudir a la creatividad sabiendo que es una Comunidad atípica por ser Santuario y por estar formada por hermanos de diferentes puntos de la ciudad que excede los límites jurisdiccionales de la Parroquia?

Creo que lo primero que tengo que aprender es a trabajar en una Pastoral de Santuario (distinto a la pastoral parroquial), ayudado por la comunidad, entonces, formar una Animación de la Pastoral de Santuario, para avivar el fuego, el amor por la Virgen María. Esto sería propio de un Rector de Santuario.

4- Siendo esta una Comunidad Franciscana, entre sus proyectos ¿tienen en mente darle un nuevo impulso al carisma franciscano? ¿de qué manera?

F. G. Si, esta parroquia tiene muchas posibilidades, ya que está muy vinculada a los frailes desde sus orígenes y porque su patrono es San Francisco Solano que fue misionero franciscano. Esto posibilitará promover encuentros de formación franciscana abiertos a cuantos gusten participar. Para crecer como comunidad tenemos pensado hacer pequeñas catequesis antes de la Misa y después de la misa encuentros festivos.

F. R. Si, esta comunidad está muy vinculada a los frailes, los quiere mucho, ya que estuvo acompañada mucho tiempo por hermanos de la orden; entonces mantener a la gente que se siente y es franciscana es muy importante. Además, contamos con la ayuda valiosísima de las hermanas Angelinas.

5. En los últimos años, ha sido frecuente el “reclamo” sobre la escasa participación de jóvenes o de adultos mayores. ¿Consideran oportuno intentar un trabajo “conjunto” donde se pueda aprovechar el empuje, la frescura y la fuerza de los jóvenes con la experiencia, la sabiduría y el discernimiento de los adultos, evitando las exclusiones que tanto mal hacen a una Comunidad Parroquial?

F. G. Hay pocos jóvenes unidos y organizados. Confío que al proponer la espiritualidad franciscana emerjan fraternidades de jóvenes. El movimiento y Orden Franciscana lleva la consigna de unir en fraternidades a todas las edades.

F. R. Si, la prioridad es trabajar con jóvenes y familias, ya que es la riqueza de una comunidad. Y es real que hay rupturas entre esas franjas etarias, entonces, los frailes debemos ser puente entre ellos. Tengo la experiencia que en las asambleas parroquiales se pueden conocer mutuamente y sorprenderse de los aportes que pueden ofrecer cada uno de estos grupos.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Franciscanos Seglares de Ecuador ayudan a indigentes.

Cuaresma todo el año