in ,

En las periferias

crianca-papa-francisco-2El Papa Francisco usa mucho la palabra “periferia”. Ejemplos: (a los catequistas) “Dios no tiene miedo a las periferias. Por eso, si ustedes van a las periferias, lo encontrarán allí”.

También:”La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria”.

Y pensando en el perfil del nuevo Papa lo definía de este inequívoco modo: “Un hombre que desde la contemplación de Jesucristo y desde la adoración a Jesucristo ayude a la Iglesia a salir de sí hacia las periferias existenciales, que la ayude a ser la madre fecunda que vive de la dulce y confortadora alegría de evangelizar”.

Se entiende por “periferia” en una ciudad, el extraradio, lo que está a las afueras, que suele coincidir con los barrios más pobres, y menos atendidos.

El Papa nos invita a todos, invita a la Iglesia, a “descentrarse”, es decir, salir del centro, donde se suele vivir mejor, donde hay mejores servicios, donde no suelen vivir los pobres.

Hay, también, un extraradio, una periferia, del mundo: los paises más pobres, donde las enfermedades, el hambre y la muerte ganan”por goleada” a los paises más ricos. También el Papa Francisco nos invita a acudir a esos lugares, sonde más nos necesitan.

Y hay una tercera periferia, que es la del mal, la del pecado, la de la increencia, la del dolor y la injusticia… Es la que él llama “periferia existencial”. Y a todas esas periferias somos invitados, de manera machacona y constant, por el Papa Francisco. Es hora de “descentrarse”, y pensar en el extraradio de las ciudades, del mundo y de la existencia humana.

Hay que reiniciar el éxodo; y no hacia la tierra prometida, sino hacia la tierra marginada. Vivir en clave de éxodo constante, sin instalarse. Para poder decir con el profeta: “El pueblo que caminaba en tinieblas, ha visto una gran luz; a los que habitaban en tierra de sombra de muerte, la luz ha resplandecido sobre ellos”. (Isaías. 9,2).

Descentrarse y vivir en la periferia, es vivir siempre en frontera, donde la lucha está siempre presente, donde lo propio es desinstalarse, sin apegarse a los ajos y las cebollas de egipto; buscando siempre la libertad para los oprimidos, los desterrados, los sin derechos.

Félix González

Via R21

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

comic papa

Una nueva forma de recibir la catequesis del Papa Francisco

Papa Francisco: No olvides que Cristo está en los pobres de tu ciudad