in , , ,

En la comunidad humana, somos miembros unos de otros

Ante los recientes acontecimientos de difamación del Papa Francisco de parte de algunos medios de comunicación es necesario motivar la reflexión para tomar una postura que genere claridad en la vivencia de nuestra fe.

Primero, hay que saber que esta situación de difamación del Papa Francisco no es nueva. Desde su elección en 2013, muchos medios han difundido sus palabras y gestos de una manera parcial; títulos de noticias fuera de contexto, discursos editados, interpretaciones arbitrarias y más crean confusión en el lector y ensucian la imagen del Papa y su trabajo.

Segundo, es reconocer que estos medios anti-Papa son aquellos que tienen el poder (más el dinero) y son capaces de llegar a un mayor número de lectores, con esto la falsa información, leída por muchos se difunde y se hace una falsa verdad. Recordemos todo el huracán que levantó la celebración del Sínodo Amazónico. 

Tercero, estos medios han declarado una  “guerra religiosa”. No es novedad saber cómo se han encargado de difundir devociones Marianas, ni qué decir de su gran promoción a Tierra Santa, prácticas tradicionalistas como la misa en latín y estar en contra de recibir la comunión en la mano en pandemia entre otras acciones. Devociones y prácticas que lo único que intentan es confundir la vivencia de la fe y minimizar la enseñanza del Papa con distractores religiosos.

Así es, estos medios ensucian la imagen del Papa, deforman su mensaje y se dan baños de pureza con la promoción de sus devociones. Palabras que parecen demasiado fuertes, pero que sólo reflejan la realidad donde el objetivo de estos medios no es nada inocente.

El año pasado, 2019, en la celebración de la 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales el Papa Francisco nos dirigió un mensaje titulado: “Somos miembros unos de otros” (Ef 4,25). De las comunidades en las redes sociales a la comunidad humana. Mensaje que hoy en día es importante rescatar, traer a nuestra memoria y reconocer nuestro compromiso para iluminar lo que va sucediendo cada día en la Iglesia.

En este mensaje el Papa nos dice que las redes sociales se prestan para la manipulación, que muchas veces es difícil reconocer. Por eso hemos de tener un espíritu crítico ante todo los mensajes que vamos consumiendo en las redes y, además, es importante acompañarlo de un espíritu de discernimiento para saber de que medios nos informamos.

Nos recuerda también en el documento: “La comunión a imagen de la Trinidad es lo que distingue precisamente la persona del individuo”. Nuestra fe ha de llevarnos a vivir por encima de nuestros propios intereses en un espíritu de comunión eclesial. Si no hay comunión, no hay nada. Todos nos necesitamos unos de otros para ser imagen Trinitaria, Iglesia – comunión que se preocupa por el sufrimiento de los empobrecidos.

Además, el Papa agrega: “La Iglesia misma es una red tejida por la comunión eucarística, en la que la unión no se funda sobre los “likes” sino sobre la verdad, sobre el “amén” con el que cada uno se adhiere al Cuerpo de Cristo acogiendo a los demás”. Hemos de ser defensores de la verdad, conocer las fuentes de la información y no caer en una prostitución espiritual para obtener la falsa noticia y ganar “likes”.

No nos dejemos engañar por estos medios conservadores. Nuestra fe está en Jesús, nuestro compromiso en vivir una fe evangélica y nuestra obediencia y cariño esta en el Papa Francisco. Vivamos en comunión y saquemos de nuestra vida estos medios que buscan confundir nuestra fe.

Fr. Néstor Wer, OFMCap

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Cuidar todas las vidas, toda la vida

La VIDA, soplo de aliento dado por Dios creador