Por vez primera en la historia, un Papa visita un templo valdense, la iglesia fundada en el siglo XII por Pedro Valdo. Francisco, recibido como «hermano», pide públicamente perdón a la Iglesia valdense: «De parte de la Iglesia católica les pido perdón. En nombre de Cristo, perdonadnos».

La iglesia fue fundada en el siglo XII, iniciada por Pedro Valdo y siglos más tarde, después de iniciada la Reforma protestante, se adhirió a la teología calvinista y se convirtió en la filial italiana de las Iglesias Reformadas. siendo miembro de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas.

Durante siglos los Valdenses fueron sometidos a una severa persecución. Entre ellos, fueron particularmente sangrientos los del siglo XVII, en los valles valdenses del Piamonte : La Pascua Piamonte de 1655 , y las persecuciones de 1686 , dio como resultado el exilio y posterior retorno Glorioso. Desde 1848 los valdenses han ganado derechos civiles, A partir de entonces, la Iglesia Valdense creció y se extendió por toda la península italiana.

El líder de la Iglesia valdense uruguaya le saluda como «el hermano Francisco» y da gracias a Dios por su presencia y le invita a un acto ecuménico como éste en el cono sur y «hasta compartir un mate».

Interviene después el moderador de la Mesa Valdense, Eugenio Bernardini. «Lo acogemos con alegría». Recuerda que, hace siglos, «el movimiento valdense fue acusado de herejía y excomulgado por la Iglesia católica».

«Una historia de persecución, escrita con la sangre de nuestros mártires». «Hoy, como en el Medioevo, nuestro programa es predicar en libertad el Evangelio de Cristo».

Comparte la visión papal del ecumenismo en cuanto «diversidad reconciliada». «No buscar en las iglesias los defectos, sino lo que el Espíritu Santo ha sembrado en ellas como un don para nosotros»

«Toda Iglesia necesita a las otras, para realizar su propia vocación. No podemos ser cristianos en solitario»

El pastor Eugenio Bernardini pide al Papa que se camine decididamente en el camino ecuménico, incluso en la participación eucarística.

Algunas frases del discurso del Papa

«Con gran alegría me encuentro hoy entre vosotros y os saludo con las palabras de Pablo: gracias y paz»

«El redescubrimiento de la fraternidad»

«Profundo vínculo que ya nos une. Se trata de una comunión todavía en camino. La unidad se hace en camino»

«La unidad es fruto del Espíritu Santo y no significa uniformidad»

«Nos entristece la historia de nuestras relaciones»

«Pido al Señor que nos dé la gracia de reconocernos pecadores y sabernos perdonar los unos a los otros»

«Se abren nuevos caminos para vivir la fraternidad»

«De parte de la Iglesia católica les pido perdón, por las actitudes no cristianas ni humanas que tuvimos contra vosotros»

«En nombre de Cristo, perdonadnos»

«Hoy, nuestras relaciones están fundadas en el mutuo respeto y en la caridad fraterna»

«Gestos entre las dos Iglesias que van más allá de la simple cortesía»

«Estamos llamados a seguir caminando juntos»

«En el ámbito de la evangelización»

«Vayamos juntos al encuentro de los hombres y mujeres de hoy, para transmitirles el corazón del Evangelio»

«Otro ámbito en el que podemos trabajar juntos es el servicio a la humanidad que sufre»

«Testimoniar el rostro misericordioso de Dios, especialmente de los más necesitados»

«La opción por los pobres, por los últimos nos acerca al corazón de Dios»

«Os doy las gracias por este encuentro, que quisiera que nos confirmase en una nueva forma de estar los unos con los otros»

«Por encima de las divergencias que todavía subsisten»

«Que el Señor nos conceda su misericordia y su paz»

Al final del discurso del Papa, los valdenses le ragalan al Papa una Biblia, la primera Biblia en francés. Con una dedicatoria: «Los valdenses donan esta copia de la primera traducción en francés de la Biblia en 1531, fuente de la fe común»

Y la visita termina con el canto de un himno y el rezo del Padre Nuestro.

Via RD