in ,

El Padre Pio explica la Santísima Trinidad

El Padre Pío con el Padre Eusebio Notte, uno de sus más fieles amigos.
— Padre, no he venido a confesarme sino para que se me aclaren algunas dudas que me atormentan. Me turba, sobre todo, el misterio de la Santísima Trinidad.
El padre, con sencillas palabras, comenzó a disipar las dudas:
— Hija, ¿quién puede comprender y explicar los misterios de Dios? Se llaman misterios precisamente porque no pueden ser comprendidos por nuestra pequeña inteligencia. Podemos formarnos alguna idea con ejemplos.
¿Has visto alguna  vez preparar la masa para hacer el pan? ¿Qué hace el panadero? Toma la harina, la levadura y el agua. Son tres elementos distintos: la harina no es la levadura ni el agua; la levadura no es la harina ni el agua y el agua no es la harina ni la levadura. Se mezclan los tres elementos y se forma una sola sustancia. Por lo tanto, tres elementos distintos forman unidos una sola sustancia. Con esta masa se hacen tres panes que tienen la misma sustancia pero distintos en la forma el uno del otro. Eso es, tres panes distintos el uno del otro pero una única sustancia. Así se dice de Dios: Él es uno en la naturaleza, trino en las personas iguales y distintas la una de la otra. El Padre no es el Hijo ni el Espíritu Santo; el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. Son tres personas iguales pero distintas. Sin embargo, son un solo Dios porque única e idéntica es la naturaleza de Dios.
Dos jóvenes universitarias habían entrado a San Pedro del Vaticano para confesarse. El sacristán estaba cerrando. Terminada la confesión, quisieron salir pero ya todo estaba cerrado. El sacristán se extrañó mucho de lo que decían porque no había ningún confesor. Pero fue a ver quién era. ¡No encontró a nadie en el confesonario! Las jóvenes aseguraban que había estado y hasta le repitió una la explicación del misterio de Santísima Trinidad. Años después en san Giovanni Rotondo la joven comprobó que había sido el P. Pío quien la había confesado en bilocación.
Via BC

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Bono de U2 se ofrece para trabajar con el Papa Francisco.

Clara de Asís: el coraje de una mujer apasionada