in ,

El derecho a la alimentación en Camerún

Via FI

El Relator Especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación, señor Olivier de Schutter, efectuó una misión sobre el terreno en Camerún del 16 al 23 de julio. Mientras estuvo allá tuvo reuniones con organizaciones de la sociedad civil para discutir sus problemas y obtener información de primera mano sobre los desafíos más apremiantes en los niveles de base. Uno de los franciscanos socios de FI en Camerún, Fray Bonifacio Diezoumbé, se reunió con el asistente del Relator Especial para dar asesoramiento sobre las prioridades durante la visita del Sr. de Schutter. Recomendó con fuerza que el Relator viajara a la región del Norte Grande del país donde el 81 por ciento de los hogares rurales carece de seguridad alimentaria. Las crisis de alimentos, incluidas las vinculadas a las condiciones climáticas, ocurren cada dos a cuatro años allí.

El 17 de julio, el señor Barabé Benjamín, experto en consultoría agrícola, se reunió con el Relator a nombre de FI en Maroua, la capital regional de la región del Norte Lejano y le presentó un informe preparado por Fray Bonifacio, en el cual se da una idea general de las inquietudes clave de los franciscanos en relación con el derecho a la alimentación. Enfocado en la Región del Norte Grande, el informe analiza los factores que contribuyen a la inseguridad alimentaria. Población en crecimiento rápido, alta dependencia de la agricultura para el sustento y frecuentes sequías se constituyen todas en amenazas serias para la seguridad alimentaria en la región. El Estado tiene programas creados para aliviar la escasez de alimentos pero los franciscanos que trabajan en las bases consideran que no son bien implementados y no constituyen una respuesta adecuada a la situación.

“No falta voluntad política en Camerún”, dijo el Relator Especial. “Pero existe la duda de si la estrategia creada para acceder a los alimentos está realmente adaptada a las necesidades de las poblaciones pobres. Hay soluciones. Árboles fijadores de nitrógeno adaptados a las condiciones regionales pueden permitir la producción de forraje para el ganado; algunas técnicas, como mini-represas y barreras de piedras, pueden maximizar la recogida de agua de lluvia en época seca». El gobierno podría implementar una estrategia regional diseñada específicamente para encarar las necesidades del Norte. «Pero, para que esto ocurra, las autoridades y donantes deben decidirse a actuar”.

FI también está trabajando con los franciscanos de base sobre el tema de trata y tráfico de seres humanos en Camerún. En la 20ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en junio, FI presentó una declaración sobre el secuestro y el tráfico de niños, instando al gobierno de Camerún a tomar acciones en respuesta a esta práctica. FI y la familia franciscana en Camerún continuarán colaborando en estas cuestiones, particularmente ante la perspectiva del próximo Examen Periódico Universal de Camerún en mayo de 2013.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Ecos de una hermosa experiencia en Asís

Encuentro de Jóvenes de la Conferencia Franciscana Bolivariana en Requena