in ,

El cardenal Zen Ze-Kiun lidera una manifestación en Hong Kong para pedir «respeto a la libertad religiosa” en China

El cardenal Zen Ze-Kiun / Asia News
El cardenal Zen Ze-Kiun / Asia News

Decenas de cristianos, liderados por el cardenal Zen Ze-Kiun, han pedido al gobierno chino el fin de la demolición de cruces en China continental, pero también que ponga en libertad a los líderes religiosos encarcelados. Además, el obispo emérito de Hong Kong ha denunciado que la libertad está disminuyendo también en la ex-colonia británica. Según ha aseverado Zen Ze-Kiun: “Debemos hablar, intervenir de tal manera que evitemos este contagio”.

Las protestas, según informa Asia News, se llevaron a cabo este lunes frente a la Oficina para las relaciones con la madre patria de Hong Kong. Durante, la manifestación, organizada por el Instituto cristiano de Hong Kong, los Cristianos por la sociedad de Hong Kong, la Christian Social Concern Fellowship y la Comisión episcopal Justicia y Paz del Territorio, se pudieron escuchar gritos como “respeten la libertad religiosa”. E incluso los manifestantes dejaban flores en memoria de aquellos que murieron por defender este derecho en China.

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]

Miedo a que la demolición de cruces llegue hasta Hong Kong

En este sentido, los presentes han señalado que más de dos mil cruces fueron quitadas o demolidas en la provincia de Zhejiang desde fines de 2013, cuando se inició la campaña creada por el Partido local contra los símbolos religiosos cristianos. Además, los manifestantes han pedido al gobierno chino que libere a los pastores y sacerdotes encarcelados por haberse opuesto a dichas demoliciones.

El cardenal Zen ha asegurado que “está preocupado” por la posibilidad de que las exigencias del gobierno central chino pueda llegar hasta Hong Kong. Y ha señalado que “la libertad aquí entre nosotros es cada vez menor. Debemos hablar, denunciar cuánto sucede, dado que también nosotros podremos sufrir la campaña anti-cristiana, que se propaga desde la China continental”.

Xi exigió obedecer al Partido local

Las protestas de Hong Kong llegan un día después del encuentro entre el presidente chino Xi Jinping y una representación del Frente unido, que reúne a todas las realidades sociales ‘no comunistas’ de la China moderna.

Durante el encuentro, Xi ya advirtió que los grupos religiosos han de obedecer al Partido. Así seguro que los grupos religiosos debían” adherirse al liderazgo del Partido Comunista. Al mismo tiempo, los cuadros comunistas deben ser ateos y marxistas: vosotros sois la guardia contra las infiltraciones de ultramar, contrarias al dominio comunista, que pueden llegar a través de caminos religiosos”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

La Fontana de Trevi se teñirá de rojo por los cristianos perseguidos

Francisco: «es indispensable el compromiso de los laicos en la vida publica de los países»