in

El cardenal O’Malley presidió la misa de envío de los jóvenes de Avellaneda-Lanús

06omalleycrop

El domingo 21, a las 11, en la catedral Nuestra Señora de la Asunción,el arzobispo de Boston, Sean O’ Malley OFM Cap, presidió la misa de envío en la que el obispo diocesano,monseñor Rubén Oscar Frassia, despidió a los jóvenes de Avellaneda/Lanús que participarán del encuentro mundial con el Papa Francisco.

El purpurado estadounidense participó en el cónclave que eligió a Jorge Mario Bergoglio como pontífice y es uno de los ocho cardenales nombrados por Francisco para asesorarlo en el gobierno de la Iglesia y en su tarea de reformar la curia romana. En la JMJ predicará una de las catequesis matinales a los jóvenes.

Homilía del cardenal Sean O’Malley
“Fue el Espíritu Santo y las oraciones de los católicos del mundo entero” los que consagraron al papa Francisco, dijo el prelado en su paso por la diócesis de Avellaneda/Lanús, en camino a la Jornada Mundial de la Juventud 2013.

“Estamos muy contentos porque el Señor nos ha enviado un pastor de gran corazón para los pobres y la evangelización; su ministerio será una bendición muy grande para la Iglesia” agregó el arzobispo de Boston.

El purpurado presidió la misa de envío, concelebrada por el obispo diocesano monseñor Rubén Frassia y de la que participaron varios sacerdotes, diáconos, diáconos permanentes, seminaristas y los casi doscientos jóvenes que representarán a la diócesis en el encuentro mundial, todos unidos a la comunidad que acudió a despedirlos.

En su homilía, el cardenal O’ Malley agradeció “al pueblo argentino por el gran regalo que han dado a la Iglesia Católica en nuestro Santo Padre” y se refirió a la hospitalidad como uno de los aspectos importantes de ser discípulos ya que “practicar la hospitalidad es parte de la tarea de la evangelización”

Sostuvo además que “la Iglesia no tiene que ser una muchedumbre, tiene que ser una comunidad porque una comunidad acerca la gente a Jesús, abre caminos, hace que las personas se sientan hermanadas y en familia. “Debemos hacer de nuestras parroquias una Betania que reciba al extraño como a Cristo” expresó.

A su vez, monseñor Rubén Frassia,dijo en su mensaje de envío: “Queridos jóvenes, ustedes van al Brasil a encontrarse sobre todo con Jesucristo y también van a ver al Vicario de Cristo, al santo padre Francisco, llévenle el saludo de toda nuestra patria argentina” y les deseó días de gracia, de encuentro, alegría y también de cansancio, “porque cansarse por el Señor vale la pena.”

Los casi dos centenares de jóvenes próximos a viajar, escucharon al pastor que los exhortó: “Cuando regresen a sus comunidades, tengan la fuerza y el entusiasmo de ser sal de la tierra y luz del mundo; la Iglesia necesita de ustedes; el mundo necesita del testimonio vivo, comprometido, solidario, fiel, íntegro y puro, de ustedes.”

Finalmente, el cardenal Sean O’Malley deseó a toda la juventud argentina “que la Jornada sea un momento de inspiración, de renovación espiritual, de mucha alegría y cercanía con el Santo Padre.”+

Via AICA

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Pensamientos para el Camino

Franciscanos protegen a jóvenes del narco