Los gemelos George y Johnny son originarios de Alepo, Siria, y son frailes estudiantes de la Custodia de Tierra Santa. Entre ellos, similitud no solo física, sino también en el empeño de cumplir la voluntad de Dios, a pesar de los desafíos de su país.