in ,

Diario de un franciscano en la Amazonia peruana.

Hay que seguir andando nomás!!!!

 

Con mucha alegría nos volvemos a comunicar, reviviendo el encuentro que de tiempo en tiempo logro proponerles. Agradezco a Dios contar con la cercanía y el apoyo de Uds, y espero que este sencillo aporte sea de alguna manera les ayude en su vida y misión cotidiana allí donde se encuentren.

 

Creo que ya les compartí en mensajes anteriores que aquí en la Amazonía tenemos la sensación que el tiempo pasa más rápidamente. Siento que han pasado pocos días desde mi último compartir. Y como verán hemos vivido muchos momentos, todos muy intensos, tanto para nosotros como para los que nos han acompañado en este período.

 

Al tiempo que mantuvimos nuestras presencias en Requena y Orellana, con pasos de crecimiento en la animación de varias comunidades de los barrios y de las riberas, experimentando al mismo tiempo la alegría por lo vivido y la sensación de que lo que vamos proponiendo es poco o nada frente a la realidad que se vive en esos lugares. Pero, hay que seguir andando nomás…….

 

A fines del mes de julio recibimos en Iquitos a cuatro jóvenes italianos, un hermano franciscano y tres laicos que realizaron un curso de misión en clave franciscana y que propone una experiencia de misión para cerrar la primer etapa. Así como estos hermanos han venido aquí otros han ido al Congo. En la etapa previa habíamos discernido que la presencia sería compartiendo la vida diaria y la misión allí donde los hermanos de la fraternidad la realizamos de modo habitual. Así acordamos que los jóvenes misioneros se alojarían en nuestra casa, eran dos mujeres y dos varones, para compartir todos los momentos de oración, las comidas y la recreación, intensos momentos de diálogo, las tareas de la casa y las visitas a los barrios. Con buena voluntad fuimos superando las dificultades en la comunicación, así ellos se familiarizaron con el español loretano y nosotros a las conversaciones en su lengua. Nos ayudó bastante a todos el hermano Francisco, miembro de nuestra fraternidad, que habla bien el italiano porque vivió varios años en Tierra Santa. La experiencia de misión más significativa dentro del mes presencia fue la misión en Santa Elena. Hicieron un aprendizaje muy vivo de paciencia amazónica!!! En la Perla Negra, así se llama la lancha en la que partimos desde Requena en la mañana del lunes 5 de agosto, hicimos el viaje que según los peritos del Tapiche duraría unas 30 horas. Pero alguna pieza del motor se rompió y quedamos varados en la mitad del trayecto, y así el viaje lo hicimos en casi 80 horas. Superada lo dificultad comenzamos la misión en Santa Elena, visitamos las casas comenzando por los barrios más alejados, teníamos encuentros con niños y jóvenes a las tardes, y aprovechando las tres horas de luz en el pueblo, celebrábamos la misa y luego seguían encuentros con los adultos. Regresé a Requena el miércoles 14 de agosto y desde ese día los acompañó el hermano Atilio. Todo el grupo volvió el miércoles 21, en un viaje sin novedades. Los últimos días fueron para visitar otros sectores en la ribera cercana a Requena y realizar la evaluación de la experiencia. Este miércoles 28 los despedimos en Iquitos, con la sensación que el mes se nos pasó volando, que fue mucho lo que se compartió, pero que sobreabundaron los bienes recibidos. Para los jóvenes, que vivieron su primer experiencia de contacto con los pueblos pobres, en una Presencia Franciscana débil, caminado en una Iglesia muy empobrecida, les queda el desafío de evaluar lo vivido a nivel personal y fraterno, para desde ahí seguir el proceso que están comenzando, por lo que tienen que seguir andando nomás…… Para nosotros, que también vivimos una primer experiencia de compartir muy vivamente la vida y misión con jóvenes, de otra cultura y realidad social, con sus diversas experiencias de vida eclesial y franciscana, ha sido una oportunidad magnífica para ensanchar el espacio de nuestra tienda, asumiendo que nos queda el desafío de seguir aprendiendo a acoger y acompañar cada vez mejor a los hermanos y hermanas que el Señor nos siga enviando. La evaluación que compartimos nos ha dejado el deseo de seguir en el camino iniciado, dimos un paso importante, todos los hermanos de la fraternidad estuvimos involucrados en esta experiencia, pero … hay que seguir andando nomás……

 

Cuando comenzábamos a despedirnos de los misioneros italianos llegó desde Roma el hermano Joe Rozansky. Es el responsable de la Oficina general de JPIC –Justicia, Paz e Integridad de la Creación- de nuestra Orden. Es parte de su servicio visitar a los hermanos en todo el mundo para animarnos a integrar a nuestra vida y misión los principios fundamentales de esta dimensión de nuestro carisma y forma de vida. En principio debía acompañar al Ministro general en su visita de hace dos meses, pero pudo llegar ahora luego de superar una dificultad delicada de salud. Nos acompaña desde el 23 de agosto y viajará el próximo domingo 1 de setiembre para seguir su animación en otros lugares de presencia y misión de nuestra Orden. Los primeros días visitó a los hermanos de nuestra fraternidad en Requena, y animó varios momentos de reflexión, en primer lugar con el Equipo de Animación de JPIC que hemos conformado como familia franciscana y algunos laicos simpatizantes de San Francisco, luego en una jornada con agentes de pastoral y educadores, también visitó varias escuelas secundarias y se reunió con alumnos de los cursos superiores, y compartió finalmente con los alumnos de los Institutos Superiores Pedagógico y Tecnológico. A toda esa apretada agenda la enriquecimos con intensos momentos de diálogo en la fraternidad y en celebraciones muy vivenciales. No faltaron las caminatas para conocer más de cerca la realidad social de Requena. En la tarde del miércoles 28 nos trasladamos a Iquitos y esa misma noche participó de un Panel organizado por la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP). En la oportunidad presentó la figura de San Francisco, y fundados en él los valores para un nuevo estilo de Vida, y sobre la Justicia ambiental. Tenemos previstas varias otras actividades en esta ciudad: una jornada de reflexión, organizada por el Vicariato Apostólico de Iquitos, para agentes de pastoral y docentes de las parroquias y colegios de esta Iglesia. El sábado 31 serán dos encuentros: por la mañana con personas de una red ambiental con fuerte presencia en la región Loreto y jóvenes de pueblos nativos que estudian en Iquitos, y por la tarde con la familia franciscana, organizado junto con las Franciscanas Misioneras de María, en la comunidad Santa Clara de Nanay donde viven insertas. Así Joe nos va animando y deja en cada espacio semillas que creemos darán frutos buenos y abundantes, y nosotros asumimos como Gracia este despertar a una nueva dimensión para nuestra vida y misión en la Amazonía, en Requena y en Iquitos vamos dando pequeños pasos, y también en esto …. hay que seguir andando, nomás…..

 

Poco antes de despedirnos de Requena para venirnos a Iquitos recibimos en la fraternidad a otro querido hermano, al que conocimos como misionero en Bolivia y gran animador del compromiso de JPIC en nuestra América Latina y en toda la Orden, y que ahora llegó como Visitador general de los frailes de la Provincia Misionera San Francisco Solano del Perú. Se llama Ignacio Harding, con un corazón tan grande como su figura. El Visitador es un delegado del Ministro general que ayuda a los hermanos de una Provincia a revisar la vida a la luz del Proyecto de vida y misión del sexenio que termina y los anima a renovar con lucidez y audacia ese Proyecto para revitalizar y redimensionar la presencia evangelizadora en el tiempo nuevo que comienza con el Capítulo Provincial. Como parte de su misión debe visitar y animar a los hermanos de otras Entidades que están presentes en el territorio de la Provincia a la que fue enviado. En el breve tiempo que compartimos ya comenzamos nuestro diálogo y esperamos continuarlo y profundizarlo en estos días en Iquitos. El hermano Ignacio viene a nosotros como delegado del Ministro general, de quien depende nuestra fraternidad, por lo que su presencia y aportes con muy valiosos en este tiempo de nuestro caminar. Estamos cumpliendo un año y medio de la presencia en Requena, es poco o nada lo que hemos hecho, por lo que, hay que seguir andando nomás….

 

Cuando terminemos este período tan especial para nuestra fraternidad, regresaremos a Requena y casi de inmediato vamos a surcar el Ucayali hasta Orellana. Allí tendremos un tiempo de encuentro de los cuatro hermanos de la fraternidad. Planificamos este encuentro en nuestro Proyecto de Vida para orar y formarnos juntos, queremos revisar el caminar de los dos grupos a la luz de los elementos fundamentales de nuestro Proyecto de Vida, y comenzar a plantearnos hacía dónde queremos caminar personalmente y en fraternidad. Será un tiempo fuerte de vida en fraternidad, delante del Señor, para ir intuyendo hacia dónde nos va conduciendo el Espíritu. Hemos tenido desde el principio, y muy especialmente en los últimos tiempos, posibilidades para escuchar lo que el Señor espera de nosotros. Ahora va llegando el tiempo para clarificar y definir cuál ha de ser nuestra respuesta.

 

En este caminar nos iremos preparando para celebrar la fiesta de San Francisco de Asís, acompañando comunidades en las que su figura es especialmente valorada y proponiendo la belleza y actualidad de su forma de vida, que provoca tanta adhesión en los que lo van conociendo de este modo sencillo. Lo venimos experimentando en estos días en que su figura ha sido mostrada por los misioneros de Asís y por el hermano Joe a muchos jóvenes, en los pueblos, colegios y Universidades, y a los más sencillos en todas las comunidades visitadas. En el compartir humilde de esta riqueza que tenemos, la persona de Francisco y su espiritualidad, nuestra misión encuentra magníficas oportunidades, por lo que lo seguiremos intentando, paso a paso, por lo que…. hay que seguir andando nomás…….

 

En este compartir que con cierta regularidad vamos haciendo de nuestro caminar en la Amazonía peruana, van surgiendo los momentos más destacados de esta presencia y las principales motivaciones que van orientando nuestro sencillo andar La presencia del Señor en este proceso es decisivamente importante. Recordarán que en el último mensaje la frase que se entretejía en el texto era “Señor, que quieres que haga?”. Yo mismo me sorprendo al descubrir en lo que ahora les comparto cuantas Palabras nos ha entregado el Señor en este tiempo!!! Y por eso, gracias Señor!!!.

 

En esta oportunidad me acompañó la expresión “Hay que seguir andando nomás….”, en referencia a Mons. Angeleli, cuya muerte martirial recodamos el 4 de agosto pasado. Viendo el Pastor que el caminar se hace largo y pesado, que son muchas las dificultades que se presentan al caminante, que el cansancio y los temores pudieran tentarlo a abandonar el camino, nos recuerda que la única opción es continuar el camino, porque así se le da pleno valor al camino ya hecho, así se honra más los comienzos, y en este seguir andando nos unimos al caminar de Jesús que se mantuvo en la senda hasta el final.

 

En estas horas estaremos despidiendo al hermano José Caro, de la Provincia San Pablo Apóstol de Colombia. Pasaron volando los tres meses de su presencia, ahora continuará el discernimiento para una futura inserción a la fraternidad por un tiempo más prolongado, acompañado por los hermanos de su Provincia. Y así como unos parten otros llegarán, entre ellos nuestro Ministro Provincial, el hermano Sergio Carballo estará con nosotros unos días en el mes de octubre. Otros hermanos van mostrando interés para acercarse a la fraternidad y compartir con nosotros la misión, y para el mes de enero del 2014 esperamos recibir y acompañar a algunos misioneros laicos que desean contribuir a la misión de la fraternidad.

 

Así voy cerrando este sencillo compartir de nuestros pasos y de algunas vivencias más personales, y espero poder seguir haciéndolo. Vamos dando pequeños pasos y el tiempo pasa muy rápido por aquí, parece una contradicción, puede ser una paradoja. Avanzamos sin duda, lento pero seguro como se dice, con la conciencia y la decisión de que hay que seguir andando nomás…...

 

Hasta la próxima, con la bendición de nuestro Dios cercano y bueno, con renovadas esperanzas al comenzar la primavera!!!!

 

 

Fr. Eugenio Ortiz, ofm

Misionero en la Amazonía

fraypepomenor@gmail.com

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

La OFS junto al papa en Asis

Formación permanente OFS: Julio – Agosto 2013