in ,

¡Paz y bien!¡Paz y bien! ¡Perfecta alegría!¡Perfecta alegría! ¡Hazme un instrumento de tu paz!¡Hazme un instrumento de tu paz!

Cocina franciscana para paliar la crisis. La innovadora idea de fray Ángel.

Patatas guisadas con conejo o sopa castellana son algunos de los platos que cada día comen los ocho franciscanos del Monasterio del Santo Espíritu de Gilet (Valencia). Comidas sencillas que salen de los fogones de Fray Ángel, cocinero de la hermandad. «Yo hago comida sencilla, sin adornos y sana», explica a NIUS.PUBLICIDAD

Una cocina tradicional y sobretodo económica basada en recetas de Fray Altamiras que en 1745 creó el primer recetario de comida popular española y que se adapta perfectamente a la actual situación de crisis provocada por la pandemia de coronavirus. «Son platos baratos, cercanos a la gente, respetuosos con el medio ambiente, ya que utilizamos productos de temporada, y los compramos en el comercio local», explica el hermano Ángel Serrano.

Para dar a conocer esta cocina, el hermano ha puesto en marcha su propio canal de Youtube donde elabora sus recetas. «Iba a hacer un curso de cocina en el monasterio pero se canceló cuando estalló la pandemia, entonces decidimos hacer este canal para que la gente pueda conocer nuestra cocina basada en la austeridad, que se adapta a la situación de crisis que vivimos, pero siempre nutritiva y de calidad», asegura.

Los medios con los que cuentan para hacer los vídeos que publican cada lunes también son austeros. Para grabar utilizan un teléfono móvil prestado y la edición de las imágenes las realiza un joven del pueblo. En poco más de un mes, el canal no ha dejado de ganar seguidores y ya tiene ya cerca de 1.500. «La verdad que eso no lo miro, pero me lo dicen. Lo importante es que sirva para ayudar», afirma.

Entre los seguidores cuenta con muchos niños, para los que ha «colgado» sus conocidas magdalenas conceptuales y unas rosquilletas caseras. «El canal les puede servir para entretenerse y sobretodo para aprender a cocinar», asegura.

El monasterio sin ingresos

La crisis también ha golpeado con fuerza a esta hermandad franciscana. La hospedería del monasterio y su cocina eran la fuente principal de ingresos de la comunidad. Con el inicio de la pandemia se vieron obligados a cerrar y todavía no tienen prevista una fecha de apertura porque es complicado para esta hermandad adaptarse a las estrictas medidas de seguridad exigidas para este tipo de establecimientos. «Nos hemos quedado prácticamente sin ingresos. Nuestro modo de vida era la hospedería y la cocina», explica fray Ángel.

Para compensar las cuantiosas pérdidas, este domingo han realizado por primera vez comida para llevar. «Hemos hecho una paella de 50 raciones que pueden comprarla los vecinos a 6 euros».

El experimento ha sido un éxito. Ahora se plantean hacer paellas por encargo y elaborar los menús propios del monasterio. «La idea es ofrecer los platos que hacemos aquí para obtener algunos ingresos y superar la crisis», explica Fray Ángel

Visita y suscríbete al canal de YouTube en https://www.youtube.com/channel/UC6pWijaJfKucz4hkWwUgrZA

Via Nius Diario

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

La experiencia franciscana y la respuesta: COVID19 y más

Franciscanos de todo el mundo se unen a la Revolución Laudato Si’