in ,

Cizanyaware

Por fray Manuel Romero, TOR

No sé qué símil utilizaría hoy. Pero los virus informáticos se me antojan muy parecidos a lo que Jesús nos explica en el Evangelio.

El sistema operativo de cada uno de nosotros es bueno y capaz, pero está expuesto a que aparezca algún virus que, imitándolo, lo destroce. Para eso se han inventado los antivirus; para reforzar el sistema original y defenderlo. Y ahí estamos nosotros, creciendo, trabajando y defendiéndonos en un mundo variopinto y diverso. Y cayendo en la cuenta de que: ¡Cuántos más virus, mejores antivirus!

Pero, ¿no sería mejor acabar con ellos? Pues supongo que sí. Es la pregunta que -en el evangelio- hacen los criados al amo, tentados de acabar de una vez con la cizaña. El amo les contesta que tengan paciencia, que dejen crecer juntos -al trigo y a la cizaña- y que él se encargará de separarlos al final del tiempo.

Nosotros somos impacientes. Preferimos cortar de raíz una situación o excluir a una persona para vivir tranquilos y sin sobresaltos. Nos erigimos en jueces; pretendiendo saber quién es trigo y quién virus o cizaña y haciendo prevalecer nuestro criterio. Extirpar un virus de raíz puede llevarnos a borrar todo el sistema; cargándonos los contenidos buenos junto con los dañados. Y eso, sí que es un riesgo… Pero hay otro derivado: ¿Quién te dice que tú no eres cizaña o virus para tu hermano? ¿No debías ser tú también extirpado?

Menos mal que Dios es paciente y precavido. No quiere perdernos a ninguno, aunque para ello tenga que dejarnos crecer y fortalecernos ante las adversidades: con la cizaña o con virus.

Así pues, como el trigo y la cizaña van a seguir estando juntos, no nos queda otra que entrenarnos para saber trabajar -en medio de la dificultad- sin dejar de ser trigo y trigo del bueno. ¡Total, quien no levante su cruz detrás de Jesús no es digno Él! Éste sí que es un buen antivirus…

Via LCDLP

Comentarios

Leave a Reply
  1. Excelente adaptación a la vida real en la que vivimos hoy en día, me despertó el pensamiento para aconsejar a mis hijos. Con estas comparaciones podemos inculcar a nuestros hijos a leer o despertar interés por la palabra de Dios

  2. Me pone a reflexionar sobre mi convivencia con los demas y ver que tipo de fruto les estoy compartiendo muchas gracias por hacerme medtar sobre esto

  3. cierto, la reflexión es muy interesante!!, porque nos invita a reflexionar y darnos cuenta que aunque seamos trigo en esta vida siempre vamos a tener que lidiar con el enemigo: en el trabajo, en la parroquia, en el trabajo, los estudios, en el hogar, la familia, los vecinos, amigos, etc…..y que mejor preparación, que perseverar en la oración diaria y guiada por la lectura de la Palabra de Dios. Gracias y muchos saludos, desde ciudad Quetzaltenango, Guatemala.

  4. Por eso no se encontramos en este mundo tan acelerado y queremos hacer las cosas ya a nuestra manera y no a la manera de Dios y cuando vemos que alguien nos critica o nos miente queremos combatir eso de inmediato y no pedimos a Dios que nos de la paciencia necesaria
    No para cambiar la gente a nuestro alrededor si no para que ellos vean un cambio en nosotros y así se derrotar a la cizaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

La confianza se hace abandono

En las clarisas de Soria cada año entran una o dos jóvenes. ¿Cuál es su secreto?