in

Celebran en Cusco, Perú, 480 años de presencia Franciscana.

Cusco (Martes, 23-09-2014, Gaudium Press) «480 años recorriendo los caminos de Cusco» es el lema con el cual la Fraternidad del Convento de San Francisco inició el pasado miércoles 17 de septiembre las conmemoraciones por los 480 años de la llegada de los primeros frailes franciscanos a la ciudad peruana.

La apertura de este acontecimiento ha tenido lugar durante una ceremonia que ocurrió en el Convento de San Francisco, fundado en 1534 por fray Pedro Portugués, y contó con la presencia de Mons. Juan Antonio Ugarte Pérez, Arzobispo de Cusco, quien saludó a toda la fraternidad franciscana del Convento cusqueño, a quienes animó a seguir desarrollando las diversas obras sociales a favor de los que más necesitan, tal como ha sido desde la fundación del Convento de San Francisco en la ciudad.

Por su parte fray Juan Apumayta Bautista, O.F.M, quien es el Guardián del Convento, ha dirigido una invitación a los fieles de Cusco y peregrinos, para que participen de las celebraciones que tendrán lugar en acción de gracias a Dios por la presencia franciscana, y también en memoria de tantos misioneros franciscanos que por siglos han evangelizado las tierras peruanas.

convento san francisco cusco.jpg
El Convento de San Francisco, fundado en 1534 por fray Pedro Portugués.

Iglesia y Convento de los Franciscanos en Cusco

El Convento de los Franciscanos en Cusco es uno de los templos insignes de la ciudad peruana. Su construcción inicial ocurrió en 1534 en lo que hoy es el barrio San Blas, pero después -tras 4 años-, fue trasladado a la cuadra de Nazarenas en el palacio antiguo de Qasana -que perteneció al Inca Pachakutek-, donde está la Plaza Mayor, y finalmente, en el año 1549, ubicado en el extremo de la Cusipata incaica en los terrenos que pertenecieron al conquistador Hernando Pizarro, en lo que hoy es la cuadra de San Francisco. La edificación sólo fue concluida en octubre de 1651, debido a que se vio seriamente afectada con el terremoto que ocurrió en Cusco en el año 1650.

La iglesiua consta de una torre alta y dos cercas sólidas. Su planta tiene forma de cruz latina y posee tres naves. El altar, de estilo neoclásico, posee en la parte central una imagen de San Francisco de Asís y de la Inmaculada Concepción. En el interior del Convento también se halla un monumental lienzo que representa la genealogía franciscana que fue realizado por Juan Espinoza de los Monteros, pintor del siglo XVII, y representa 12 ramas de la Orden de San Francisco de Asís con más de 600 personajes, 224 escudos y 203 leyendas de biografía.

En el recinto también se hallan diversas obras de arte realizadas por artistas cusqueños, y en la Iglesia sobresale el coro que fue tallado en cedro local por los frailes franciscanos Antonio de Paz, Luis Montes e Isidro Fernández Inca, el cual posee imágenes de más de 90 santos de la Iglesia Católica, además de un gran órgano alemán. Toda la infraestructura del Convento fue edificada en piedra.

Con información de los Franciscanos de Cusco y cusco-peru.org.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Iglesia ¡Cuanto te quiero!

Formado y evangelizado por los pobres en la misión