in ,

Carta por la Fiesta de Santa Clara del General de los Frailes Menores.

Queridas hermanas,
¡El Señor les dé su paz!
Cada año, al acercarse el mes de agosto me pregunto qué quiere nuestro Padre san Francisco que yo les diga a ustedes, a quienes gustaba llamar “Damas Pobres”. Él nunca se afanaba mucho por predicarles a ustedes, como bien lo saben, porque confiaba en el compromiso de ustedes para con el Evangelio y en las dotes de guía de santa Clara. Esta confianza sigue viva y yo les escribo simplemente tratando de compartir lo que tengo en mi corazón y en mi mente. También yo les escribo como hermano diligente que valora el compromiso de ustedes, que confía en la capacidad de guía creativa y confiable de santa Clara y que quiere unirse a ustedes para honrar a esta gran mujer. Quisiera empezar con la carta que el Santo Padre Francisco, nuestro Papa jesuita-franciscano, ha escrito para la apertura del Jubileo extraordinario de la Misericordia. En esta carta nos recuerda la continua llamada a la conversión que nos hace el Padre de las Misericordias. Esta resuena para nosotros en la descripción que santa Clara nos ha dejado de su vocación según el ejemplo y las enseñanzas de nuestro Seráfico Padre san Francisco (RegCl 6,1). Ella fue tan fiel a su vocación que incluso en el lecho de muerte pudo decir a fray Reinaldo: “¡Desde cuando conocí la gracia de mi Señor Jesucristo ninguna pena me ha sido molesta, ninguna penitencia gravosa, ninguna enfermedad me ha sido dura, querido hermano!” (LegCl 44); aun hoy la fuente dinámica de nuestra vida como seguidores de Francisco y Clara es la conciencia de la gracia y de la misericordia de Dios.

Lee la carta completa aqui:

 

Comentarios

Leave a Reply
  1. Queridos Hermanos Franciscanos… siempre leo sus comentarios y artículos. sin embargo me ha causado desazón por decir lo menos encontrar que ustedes comparten artículos de un seudo-teologo como Jose Antonio Pagola, que nos dice que Jesús no es Dios sino solo un profeta. Solo la verdad nos hará libres…. ese Señor no ayuda a salvar ninguna alma. Dios los bendiga

    • Gracias hermana. El padre Pagola es un sacerdote de la Iglesia Católica y ejerce su ministerio sin ningún tipo de restricción por parte de su obispo ni ninguna otra autoridad eclesial. Distinto es que su predica no sea de tu agrado, tienes todo el derecho del mundo. Gracias por leernos! un abrazo. Gabriel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Mons. Lozano destacó la opción por los pobres de monseñor Angelelli

Algunos datos que quizás no conozcas sobre la Porciúncula