in , , , , ,

Busquen la paz en el diálogo y la negociación

El Santo Padre Francisco recibió ayer domingo en horas de la mañana a Su Santidad Karekin II, Patriarca Supremo y Catholicós de Todos los Armenios; el encuentro reafirmó el diálogo y abordó temas de cooperación en diversas esferas  entre ambas iglesias.

Ambos líderes religiosos hicieron referencia particular a las acciones desatada por Azerbaiyán a lo largo de toda la línea de contacto Artsaj-Azerbaiyán, como resultado de lo cual esta escalada en el conflicto ha causado víctimas entre la población civil; por ello pidieron por la paz y el cese de las hostilidades entre armenios y azerbaiyanos. “Es necesaria una solución pacífica del conflicto”, afirmaron.

Kerekim II afirmó que solo serpa posible restaurar la paz en la zona y lograr la estabilidad si se respetan los derechos del pueblo de Artsaj. A su vez el Papa Francisco en la Ángelus rezó por la paz en el Cáucaso y pidió a las partes en conflicto realizar gestos concretos de buena voluntad y de hermandad, que puedan  llevar a resolver los problemas no con el uso de la fuerza y de las armas, sino por medio del diálogo y de la negociación.

Historia de la Iglesia de Armenia

Recordemos que Armenia es Tierra bíblica, citada en el Antiguo Testamento con el nombre de Reino de Urartu (Ararat). En las faldas de sus montañas vivió Noé y gracias a la traducción armenia de un evangelio apócrifo sabemos los nombres de los Tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.

La tradición refiere que los apóstoles Bartolomé y Judas Tadeo fueron los evangelizadores del pueblo armenio, pero es probable también que hayan recorrido la región misioneros de Siria y Capadocia. De cualquier forma, fue tan fuerte este proceso que en el 301, Armenia se convierte en la primera nación que abraza el cristianismo y lo proclama religión de estado, antes que el Imperio romano (313 y 380).

Agregada inicialmente a la Iglesia metropolitana de Cesarea de Capadocia, la Iglesia armenia se proclamó autónoma  al principio del siglo V bajo la jurisdicción de un patriarca que tomó el nombre de Catholicós, título atribuido al jefe de una comunidad cristiana fuera de los confines del imperio romano–bizantino, es decir, fuera de la jurisdicción de los patriarcas; y se separa de la Iglesia católica tras el Concilio de Calcedonia (451) que estableció la doble naturaleza,  humana y divina, de Cristo mientras que la Iglesia armenia mantuvo su adhesión al monofisismo (una sola naturaleza de Cristo).

En el siglo XI la Iglesia Armenia comienza la apertura hacia Roma. El Catholicós Gregorio II peregrina a Roma para honrar las reliquias de los apóstoles Pedro y Pablo y en los años sucesivos diversos catholicós reconocerán al Pontífice como Sucesor de Pedro. A partir de 1205 varios recibirán el Palio en Roma y en el siglo XIV llegan a Armenia misioneros franciscanos y dominicos que fundan centros religiosos.

La Iglesia Armenia es independiente y autocéfala, se define apostólica ya que remonta sus orígenes a los apóstoles Tadeo y Bartolomé.  Si bien mantenga buenas relaciones en espíritu ecuménico con las Iglesias ortodoxas, católicas y protestantes, tiene una cabeza propia, el Catholicós, completamente independiente de las jerarquías eclesiásticas de las otras confesiones y, como explicamos más arriba, tiene su origen en el cisma del Concilio Ecuménico del 451.  Asimismo, se define tanto ortodoxa como católica, ya que considera que es expresión, de la verdadera fe cristiana y de la universalidad de la Iglesia. En diciembre de 1996 san Juan Pablo II y Su Santidad el Catholicós de todos los Armenios Karekin II firmaron una declaración conjunta en la que se afirmaba el origen común de la Iglesia armenia y de la Iglesia católica romana.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

Reconocidos por amor – Jornada mundial de Refugiados y Migrantes

Un nuevo público en Terra Sancta Organ Festival