in ,

¿Porque el cardenal Burke ataca la Amoris Laetitia?

Cardinal-Raymond-Leo-BurkeEl cardenal Burke ha salido al paso, como era de esperar, atacando la ultima exhortación apostólica del Papa Francisco.

Consultado por la web católica National Catholic Register el cardenal estadounidense afirmo que «se trata de una simple reflexión personal» y aseguró que «no es un documento magisterial», es decir que no atañe el magisterio de la Iglesia, pese a que la exhortación firmada por el pontífice es el fruto de dos consultas a los obispos de todo el mundo.

El cardenal Burke es uno de los líderes del sector «conservador» y un pilar de la resistencia a Francisco.

La resistencia en la Iglesia no es nueva, como nos recordaban el cardenal Tagle y el padre Spadaro hace unos días, pero, francamente comienza a hartarme.

Hace unos meses tuve ocasión de cruzarme con el cardenal Burke en Roma. Yo estaba de paso por el restaurante del hotel Columbus, en la Via della Conciliaciones y allí estaba el, sentado a la mesa y comiendo con unos amigos. El restaurante La Veranda no es un sitio barato, mucho menos humilde. Comer allí cuesta, al menos, 60€ por comensal. Quizás al cardenal le invitaron, en cualquier caso me chocó verle allí sabiendo que a pocos metros el Papa comía en el comedor de Santa Marta con los empleados del Vaticano…

Empiezo a pensar que la resistencia de algunos no es por «celo apostolico» sino más bien por simple temor a perder sus prebendas. ¿Os imaginas a estos «príncipes» dejando sus palacios, coches con chofer y comidas de lujo?

No me imagino al cardenal, acostumbrado a vivir en un palacio de 11.000 metros cuadrados y valorado en 1,4 millones de dólares (mientras fue arzobispo de St. Louis) viviendo en una humilde habitación de Santa Marta…

En fin quizás son solo ideas mias.

 

Paz y Bien!

Nota: Para los que sientan la tentación de creer lo que dice el cardenal, les recomiendo la lectura de la Lumen Gentium #25 o el Catecismo #2033 o #2034.

Recuerdo, además, que la una Exhortación Apostólica es un documento que generalmente se promulga después de la reunión de un Sínodo de Obispos o por otras razones. Son parte del magisterio pontificio (del Papa) y, por ende, de la Iglesia.

Exhortaciones apostólicas post-sinodales son:

  • Evangelli nuntiandi (1975) del Papa Pablo VI, sobre la Evangelización del mundo moderno.
  • Catechesi tradendae (1979) del Papa Juan Pablo II, sobre la catequesis.
  • Familiaris consortio (1984) del Papa Juan Pablo II, sobre el papel de la familia cristiana.
  • Reconciliatio et paenitentia (1984) del Papa Juan Pablo II, sobre la reconciliación y la penitencia en la misión de la Iglesia. 

Por tanto para Burke ninguna de estas son magisterio. O el cardenal se olvidó de su formación teológica básica o esta actuando de mala fe…

 

ACTUALIZACIÓN 14/4/16.

Alucino al ver que el portal pseudo católico «adelante la fe» tira de un lefebvriano para atacar al Papa. Alucino con la ignorancia y mala fe de algunos… Para quien no lo sepa este «obispo» fue excomulgado en 1988 al ser ordenado, sin autorización, por Lefebvre. Benedicto XVI, les levantó luego esa excomunión, no sin mencionar que era valida.

Este «obispo» le decía a Benedicto XVI en su carta donde pedía que se le levantara la excomunión: «aceptamos las enseñanzas de la Iglesia católica romana con piedad filial»y «creemos firmemente en el Primado de Pedro y sus prerrogativas»

Me resulta alarmante que alguien que estaba excomulgado y por tanto no podia comulgar se rasgue las vestiduras hablando de la mera posibilidad de que un divorciado (no excomulgado) pueda acceder al sacramento… HIPOCRITAS!

13006641_1063203687079490_8020486827375308925_n

 

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Gabriel López Santamaría

Franciscano, padre de dos hijos, es fundador de pazybien.es y de Católicos en Red.

Los franciscanos de Asia meridional se comprometen con los pobres y marginados

Los que se creen “justos y mejores” no son capaces de encontrar a Dios.